One moment …

EN ES
0

Bodegas Franco Españolas. Historia viva de Logroño

Junto al Ebro y pegada a Logroño. Así podría el viajero describir la localización de bodegas Franco Españolas a la persona que no la conozca. El interior de la bodega está repleto de historia; del vino de Rioja, de Logroño, y de la propia España. Son más de 125 años a sus espaldas y esos muros han vivido muchas vendimias y visto muchas cajas de vino salir a todos los rincones del mundo.

Post_Tinas_de_madera_Franco_Espaolas.jpg

Cuando Fréderic Anglade y Alejo Lépine deciden construir una bodega en Logroño tenían claro un principio fundamental, y es que ésta debía ser moderna. Era 1890 y Logroño pasaba en ese momento por una buena situación económica. Desde hacía más de 20 años las bodegas bordelesas buscaban vino en Rioja. El ferrocarril facilitaba el transporte de vino y la ciudad era testigo de inversiones importantes. El puente de hierro veía su inauguración y a éste se sumaban otros logros modernizadores como la tabacalera o la mayor fábrica de conservas de España Trevijano.

En 1891 llegan las primeras uvas a las cubas de la bodega Franco Españolas, que ha visto como se levantaban sus dos primeras naves. La vinificación, como se hizo eco El Diario de la Rioja, no se realiza mediante maceración carbónica sino siguiendo los métodos bordeleses.

Post-tunel_Franco_Espaolas.jpg

Con la llegada de la filoxera a Rioja bodegas Franco Españolas es la primera en aportar cepas de pie americano a sus proveedores de uva.

Tras los primeros 20 años de sociedad, todos los miembros del Consejo de administración eran ya españoles, y se encontraban entre ellos nombres ilustres como el Conde de Romanones.

Los años 20 serán años muy buenos para a bodega. El Rey Alfonso XIII la visita en 1925 y en esa década se crea también el Consejo regulador de Rioja, el primero de España. El fin de la Ley seca en Estados Unidos supone una nueva oportunidad y marcas de bodegas Franco Españolas como Diamante y Royal aparecen en las cartas de grandes hoteles neoyorquinos.

Diamante-FRanco_Espaolas.jpg

Pero todo cambia con la Guerra Civil y la bodega, así como otras muchas, vive tiempos de decadencia. Las frontera se cierran . La Segunda Guerra mundial es un momento de auge de las exportaciones del vino de Rioja. LA situación en Francia hace que países como Suiza, Noruega u Holanda importen vino de Rioja.
Franco Españolas vive un nuevo esplendor en 1964 con una mítica cosecha, la mejor del Siglo, pero las malas cosechas de 1971 y 1972 unidas a la crisis del petroleo llevaron a la venta de la bodega al grupo Rumasa, pasando a ser una de las empresas del holding.

P3020117.JPG

Con el final de Rumasa llega Franco Españolas pasa a manos de sus actuales propietarios, la familia Eguizabal. La familia da un nuevo impulso a la bodega, que comercializa sus vinos en más de 60 países.
Como vemos la historia de bodegas Franco Españolas bien podría servir para ser hilo conductor de muchas historias de nuestra historia: el paso por sus túneles de Hemingway, sus vinos servidos con la visita de Eisenhower. Vinos en trenes como el Orient Express o en grandes hoteles como el Astoria de Nueva York. Marcas que son parte de la historia del vino como Diamante o rioja Bordón.

P3020119.JPG

Os recomendamos visitar bodegas Franco Españolas, ya sea por primera vez o para revivir una anterior visita. La perfecta ubicación de la bodega, a un paso de la calle Laurel hace de Franco Españolas una opción perfecta durante una escapada a Logroño.

En los salones de la bodega se realizan actualmente bodas y celebraciones, así como eventos de empresa. Para nosotros las bodegas son lugares perfectos en los que enmarcar un día especial, y en el caso de Franco Españolas bien se puede vincular esa celebración a la durabilidad de la marca, influyendo, por qué no, también aquello que celebremos entre sus muros.

Os dejamos aquí con un bonito video que resume la historia de bodegas Franco Españolas.


¡ A vuestra salud!

×

Su plan de viaje está vacío.