One moment …

EN ES
0

Corpus Christi: escapada en Toledo

Durante estos últimos días de Mayo se están desarrollando en la ciudad de Toledo los festejos de una de las celebraciones más importantes de la ciudad, además de la más antigua, el Corpus Christi. Declarada de Interés Turístico Internacional, con la llegada de esta festividad las calles de Toledo se engalanan para recibir a los visitantes que llegan en gran número a presenciar la procesión que se celebra el jueves siguiente al octavo domingo después del Domingo de Pascua (este año, el día 30 de Mayo), en la que gremios, cofradías, capítulos y órdenes de caballeros acompañan a la Custodia, una talla de Enrique de Arfe que data de 1515, única en el mundo.

Pero desde hace años, no solo de procesión vive el Corpus en Toledo, ya que, si bien éste es el punto culminante de esta “semana de pasión” toledana, la ciudad ofrece un variado número de actividades culturales y de ocio, como conciertos y espectáculos en la calle que se añaden a la, ya de por sí, rica oferta turística de la ciudad durante todo el año.

Desde Turismodevino, recomendamos una escapada a Toledo o visita a la capital manchega (especialmente) en estas fechas, y os animamos a que la completéis con una visita a una de las bodegas que se encuentran en las proximidades de Toledo para probar los magníficos, y en ocasiones poco conocidos, vinos de La Mancha. Algunas de estas bodegas cercanas a Toledo son Finca Loranque o bodegas Casa del Valle. Los vinos de estas bodegas sorprenden a los amantes del vino, y en especial a quienes gusten de vinos con mucha expresión de la fruta.

Loranque tiene el atractivo de ser una bodega con una bonita arquitectura, unos techos que datan de cuando la bodega fue concebida, por la época de Floridablanca. En el caso de Casa del valle, llama la atención la Finca, donde podréis disfrutar además de los viñedos, de un precioso olivar cercano.

Una escapada a Toledo es siempre interesante. Si bien es cierto que el Corpus nos muestra a la ciudad en su momento más deslumbrante, Toledo es siempre impresionante. Una buena opción para visitar la Capital de Castilla la Mancha es tomar el tren desde Madrid. Desde la estación podrá llegar fácilmente a la Plaza de Zocodover, uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad y corazón de la misma. 

Desde Zocodover se puede iniciar un recorrido por Toledo que nos lo muestre en todo su esplendor: Alcazar, Catedral, Monasterio de San Juan de los Reyes, Iglesia de San Ildefonso, la Sinagoga del Tránsito o la Iglesia de Santo Tomé, donde se puede admirar la obra maestra de el Greco, el Entierro del Conde Orgaz.
Algunas de nuestras calles favoritas en Toledo son Nuncio Viejo, muy pequeña y estrecha y desde la que se vislumbra la Catedral, el Cobertizo de San Pedro Martir, que nos lleva la Universidad al Monasterio de Santo Clemente.

Si se va con niños la mejor opción para adaptar una escapada a Toledo a sus gustos es incluir un paseo con el Tren Visión, que permite contemplar Toledo extramuros. Esta es sin duda la perspectiva más impresionante de Toledo: un espectáculo para la vista desde los altos que miran desde arriba al Tajo.
Toledo es una de esas ciudades en las que hay que tener cuidado a la hora de comer. Si bien la ciudad ofrece excelentes restaurantes, su atractivo turístico hace también de Toledo un lugar repleto de bares, cafeterías y restaurantes que hacen de la caza al turista un juego poco divertido. Paellas de color chillón se ven acompañadas de platos combinados de nulo valor gastronómico, vinos malos pero, eso sí, terrazas al sol.
Es el precio que hay que pagar en la Toledo más turística.

Pero nos quedamos con los sitios que si merecen la pena y os recomendamos este post con los mejores bares de Toledo en el que resumimos tabernas y restaurantes que ofrecen buena gastronomía, precios razonables y que cuidan la bodega.

Desde nuestra web en inglés para clientes extranjeros organizamos tours a Toledo. Lejos de centrarnos en lo más típico que ofrece la ciudad, nos hemos enfocado en unos tours en los que, además de Toledo, se descubren molinos y comida manchega de verdad. Toledo es una de esas ciudades donde la enorme afluencia de turistas hace pensar sobre las diferentes formas en que se puede viajar. La esencia de muchas ciudades se pierde en la masa de gente, en la explotación comercial, y el turista sale de la ciudad en ocasiones conla imagen de souvenirs más que con la esencia cultural de una ciudad única, ciudad de las 3 culturas, que ha sabido conservar su enorme patrimonio y que es hoy sin duda una joya que tenemos que cuidar en un delicado equilibrio entre hacer negocio del turismo y mantener la esencia de su valor.

Más información en esta guía con cosas para hacer en un día en Toledo. 

×

Su plan de viaje está vacío.