One moment …

EN ES
0

Cosas para hacer en un día en Valencia

Bañada por el mar mediterráneo, Valencia, la tercera ciudad española en tema de población se alza a orillas del quizás único rio seco de toda España, convertido en parque, al que sus habitantes siguen llamando graciosamente “Río”. Fundada por los romanos en el s. II a.C, recientemente se ha descubierto que la zona en la que se encuentra la ciudad fue dos siglos antes, paso de una ruta comercial cerámica.

Destruída por los árabes y reconstruída de nuevo, éstos aportaron nuevas técnicas de cultivo alrededor de la ciudad para hacer sus tierras más fértiles. Conquistada por el Cid para Reino de Castilla, volvió a manos musulmanas tras la muerte de éste, hasta que en 1238 el Rey Jaume I conquistó la ciudad para la Corona de Aragón.

Pero dejémonos de “historias” y centrémonos en lo que nos ofrece esta ciudad para una escapada.

Un Rio de Cultura

Este es el lema del mal llamado rio, a estas alturas del camino, aunque no haya rio si se le espera. Hace 59 años que pasó por última vez el Turia por Valencia y es que en octubre de 1957 hubo una riada que modificaría la ciudad por completo. En la actualidad, el antiguo cauce del Turia (hoy reconvertido en un gran parque que alimenta a la ciudad de oxígeno) ofrece una gran diversidad de actividades que hacer tanto para los locales como visitantes y es por ello que el mejor plan es ponerse unos zapatos cómodos o alquilar una bici en tantos lugares que hay para esto en el centro. Hoy comenzaremos nuestra ruta por una ciudad a dos ruedas. El porqué es sencillo de responder. Primero, Valencia es una ciudad “Bike-friendly” o lo que es lo mismo puedes ir a casi todas partes por carril bici o calles destinadas al uso preferente de la bici. Además es una ciudad completamente llana, por lo que la exigencia física es nula y por último, la bici mola mucho y la puedes “aparcar” en casi todos los lugares.

Y aún sabiendo que hay más de 120 kilómetros de carril-bici en la ciudad, empezaremos a pedalear por ese Río seco. La bicicleta es una opción perfecta para una escapada en Valencia

Comenzaremos en uno de los monumentos más característicos de la ciudad como son las Torres de Serranos. Antigua puerta de entrada a la ciudad (una de tantas) de estilo gótico las cuales tras derribarse la muralla cristiana permanecieron en pie junto a sus hermanas las Torres de Quart. En el s. XVI se utilizó como cárcel para nobles y gente de buena cuna. Pero una función que mucha gente desconoce es que en estas Torres que conservaron obras importantes del Museo del Prado durante la Guerra Civil Española para que no sufrieran daños por los bombardeos en Madrid. Proseguimos la marcha hacia el este, dejando el museo de Bellas Artes a nuestra derecha. ¡Si, ese justo, el de la cúpula de teja azul! Y luego están los Jardines del Real, aunque igual algunos valencianos estén confundidos al ver este nombre, ya que comunmentes se han llamado siempre Viveros.

torres.jpg

Seguimos la ruta a dos ruedas para pasar por debajo del Puente de la Exposición, tambie´n llamado Puente de Calatrava y seguidamente el de las Flores que ilumina de colores nuestra visión.

Si seguimos y empezamos a oir muchos gritos y risas es que habéis llegado al Guilliver. Este parque infantil que tiene la forma del gigante de Liliput, alberga en sus ropajes, brazos y pelo divertidos toboganes para que los más pequeños hagan de las suyas siendo liliputienses por un día. Y continuamos hasta llegar al icono de la ciudad los últimos años, La Ciudad de las Artes y las Ciencias. La primera visión, probablemente nos deje ciego y no porque sea feo, sino por el blanco nuclear que cubre todos y cada uno de los edificios, puentes, piscinas y paseos. Todo es blanco. En primer plano tenemos el Palau de la Ópera, recientemente renovado (aún siendo l más nuevo), luego el primer edificio que se inaguró, L'Hemisfèric (Imax). Rodeado de agua este edificio simula un ojo, e incluso puede abrir los párpados. Luego el Museo de Ciencias, Ágora y lo último el Oceanogràfic.

Valencia tierra de arroz...

La Paella, cuanto amor y odio puede generar esta palabra. Los puretas, los más puretas, los valencianos, los no valencianos. Cada uno dice lo que es una paella para él...pero no en todas partes es igual, pero sí se llama igual y es ese quizás el problema. Pero como no quiero entrar en discusiones “pescadilla” me abstendré de dar mi opinión y os hablaré del arroz y de su lugar en Valencia, L'Albufera.

El Parque Natural de L'albufera consta de 27500 Hectáreas de terreno protegido y está dividido en 13 municipios entre los que se encuentra Valencia. La mayor parte del Parque es lago (albufera) de no más de 2 metros de profundidad, que fue el resultado de los sedimentos arrastrados por el río Turia y el Súquer (Xúquer) con salida al mar, con lo que tenemos un lago no 100% de agua dulce. Aquí fue donde se comenzó a plantar arroz (gracias a los árabes), que ha sido el sustento alimenticio de los valencianos durante siglos.

La_albufera_en_Valencia.jpg

Aquí podemos encontrar los tipos de arroz más representativos de Valencia. El arroz bomba, el sènia y una variedad nueva híbrida de las dos anteriores, la variedad Albufera. Si tenéis la oportunidad de visitar l'Albufera en la época de verano (preferiblmente Julio) podéis reconocer las plantas fácilmente siguiendo las siguientes instrucciones. Si la planta es de un color verde intenso es la variedad sènia, utilizada muchas veces en arroces melosos ya que adquiere todo el sabor del caldo. Habrá quien diga que el bomba es el mejor para los melosos ya que se queda más entero, por lo que cuando repites (y siempre repites) el arroz no está pasado. Por otro lado si la planta es de un verde más pálido, amarillento y más grande, sin duda se trata de arroz bomba, el que normalmente se utiliza para la paella.

Si quieres hacer rutas por el Parque Natural, te recomendamos ir al Racó de l'Olla, el centro de visitantes que te explica la historia, morfología y actividades económicas. En la época de primavera es cuando más afluencia de aves hay, ya que llegan al parque a anidar. También el parque ofrece paseos en barca por el lago por unos 4€. Pero si lo tuyo es la playa, al otro lado de la zona dunar formada por dunas y pinada, nos entraremos diversas playas desde Pinedo a Cullera.

Un paseo gastronómico

Y como no, en nuestros blogs no puede faltar el tema gastronómico y en Valencia lo empezaremos en uno de los lugares de mayor afluencia. ¡No! No es la Ciudad de las Artes y las Ciencias que antes hemos nombrado ya, hablamos del Mercado Central de Valencia. Una pieza única por su arquitectura pero también por los productos frescos que vende. Y es que no hay mayor valor añadido a esta ciudad que sus kilómetros cuadrados de Huerta, cultibable todo el año. Fíjense si es importante eso de la huerta que las comarcas alrededor de la cudad del Turia se llaman “Horta” (Huerta) Nord, Sud y Oest. Pero hablemos del mercado, abierto de L-S de 7:00-15:00. Muchos de los comerciantes venden los productos que cultivan. La zona de pescado es digna de ver también. Si salimos, nos encontraremos de frente con otro espectáculo arquitectónico, La Lonja de la Seda y que en este 2016 está siendo empujada al conocimiento de la gente (si es que no tenian conciencia de su existencia) gracias a la ruta cultural creada por la ONU en la que interviennen varios paises “La Ruta de la Seda”. Este edificio del Gótico tardío es el edificio historico-cultural más importante de la ciudad y es por ello que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aqui es donde llegaban las sedas traídas desde Oriente para ser vendidas al mejor postor, tras venderlas, la mayoría se trasladaban a la localidad de Ontinyent para ser tratadas y tejidas, pero este lugar esconde más secretos y es que siendo un edificio, albergaba dos sedes diferentes. La sala principal con columnas estilo salomónico es donde se albergaba la Lonja, pero existe otro espacio que hacía de sede del Consulado del Mar durante el s XV.

lonja_en_valencia.jpg

Salimos de la Lonja para dirigirnos a un lugar que han hecho trufas desde 1931 y un producto que sólo podréis probar en este establecimiento. Los Cubanitos, barquillo relleno de trufa y recubierto de chocolate, eso sí no son productos baratos! Www.trufasmartinez.com. Pero si hay un producto estrella en Valencia esa es La Horchata y para poder saborearla os recomendamos ir al Mercado de Colón. Este mercado modernista reconvertido, nos da la oportunidad de saborear este refrescante y sano elixir en diversos espacios. Os aconsejamos La Casa de l'Orxata. Aquí podréis degustar una auténtica horchata de chufa valenciana (muchas horchaterías utilizan africana, mucho más barata) con el doble de chufa que otras horchatas y menos azúcar y todo ecológico, además de productos de km0 y ecológicos.

Y para finalizar este recorrido gastronómico, nos trasladaremos al vanguardista Barrio de Ruzafa, allí visitaremos una de las Bodegas más famosas del barrio, Bodegas Bioscas  Aquí podrás tanto comprar como degustar vinos tanto de la D.O. Valencia, D.O. Utiel-Requena, D.O. Alicante, podrás probar y comprar vinos de la mayoría de las regiones vinícolas del país.

Cultura del almuerzo

Almuerzo, esmozar, esmozaret, todo es un sinónimo de tentenpié entre el desayuno y la comida y Valencia se pone seria ante tal despliegue alimenticio. Paseando por la ciudad por la mañana veréis carteles en los bares con carteles de “Almuerzo Popular”, éste suele incluir cacahuetes (cacaos en Valencia), aceitunas, bocadillo, bebida y café. Y ahora nos desviaremos un momento para tratar el tema de los bocadillos. Y es que los bocadillos “valencianos” son un tanto especiales. Bocadillos de carne de caballo, Almussafes (cebolla plancha, sobrasada y queso), Chivito (tomate, lechuga, lomo, queso, huevo), Brascada (ternera, cebolla y jamón serrano), Blanc y Negre (Longaniza fresca, morcilla), un regalo para tu paladar todos ellos. Y si quieres convertirte en un auténtico amante del esmozaret auí alguno de los mejores lugares

almuerzo_en_Valencia.jpg

La Pascuala, en la playa de la Malvarrosa. Te recomendamos reservar 96 371 38 14. El medio menú cuesta unos 5-6€ y es media barra de pan de bocadillo. Desde bocatas con carne de caballo a más sencillos.

Alhambra, en el Barrio de Juan Llorens, famoso por sus tortillas gigantescas, de patata solo o con cebolla, pero buenísimas.

Central Bar, bar en el Mercado Central regentado por Ricard Camarena, el poseedor de 3 estrellas Michelín. Este espacio con productos locales ofrece entre tapas y por supuesto bocadillos sabrosos.

Y aquí finaliza nuestro recorrido por la capital del Túria, pero recuerda qu tu aventura por la Comunidad Valenciana continúa visitando bodegas de D.O. Valencia, D.O. Utiel-Requena y D.O. Alicante. Encuentra en nuestra web la visita que más te guste.

Esperamos que disfrutéis de vuestra escapada en Valencia

Por David Peris

×

Su plan de viaje está vacío.