One moment …

EN ES
0

El vino en el cine. Películas y citas del vino en el cine

Son muchas las escenas de cine en las que encontramos a una pareja, o a un personaje central de la película bebiendo vino. El vino aparece en el cine de muchas formas, ya sea como forma para explicar a un personaje, o como parte esencial de la historia, o simplemente parte del escenario de una toma, son muchas las situaciones y frases que han dejado una profunda huella en los amantes del cine… y el vino y su historia.

Queremos con este post realizar un breve repaso a algunas de esas películas en las que el vino tiene una papel importante. Es seguro que algunas de las películas o escenas que vamos a mencionar estén en tu memoria; que la retina las haya grabado con mimo y el cerebro haya dejado en un rincón especial la escena, el movimiento de una mano, la frase…

Casablanca

Queremos empezar con todo un clásico como Casablanca. Una de esas películas en las que el diálogo, tres actores y la música hacen una experiencia vital una historia universal. Hay mucho vino en Casablanca, champagne en este caso. “As time goes by” suena en el piano. Bogart y Bergman en París, beben café y fuera del flashback Bogie comenta que se deberían terminar esa botella y otras tres. Antes regar el jardín con champagne que dejar que lo beban los nazies.

Dr No.

James Bond , ha sido, es y será uno de esos escaparates de lujo para las marcas…de lujo también. Coches, relojes, bebidas y otros sectores han visto en la figura de “James” una oportunidad para la globalización. Sin duda este uso se ha acentuado en las últimas entregas, pero ha sido así siempre. Podíamos decir que Bond, con sus viajes y postales de ciudades, ha sido un embajador de excepción para la globalización de las marcas. Champagne ha sabido aprovechar el icono y son varias las escenas en las que Bond hace gala de su elegancia al elegir vinos o chanmpagnes. En Doctor No Bond tiene una botella de Bollinger en la mano. Su idea es usarla para golpear y usarla como un arma, pero Dr No le recuerda que es un Bollinger del 55. Bond, gran conocedor, responde sin complejos que él, personalmente, prefiere el Bollinger del 53.

Sideways (Entre copas)

Pasamos aquí a una película que es enteramente un canto al vino y sus placeres. La amistad, un viaje y un paisaje de excepción dan forma a una historia en la que el protagonista, en plena crisis de media edad reencuentra el amor, gracias al gusto por las cosas buenas, ilustradas en el vino. El vino es en realidad el actor principal de esta película. Quien la haya visto ha tenido, sin duda, el impulso de probar Pinot Noir. Las ventas de Pinot crecieron de forma muy importante gracias a esta película.

El silencio de los corderos

¿No recordáis el vino en la película? Es posible, pero la escena donde aparece está sin duda en la memoria de todos aquellos que hayan visto la película. Hace falta, tan sólo refrescar la imagen. Si tienes curiosidad, te recomendamos echar un vistazo al siguiente video.

 

Para los que no os animéis, aquí va la clave: el maridaje que Lecter encuentra irresistible con sus menús humanos es un chianti de la Toscana italiana.

Star Trek. Damos un salto al mundo de la ciencia ficción, a una de esas sagas que ha dejado fans ansiosos por más y más episodios durante años. Algo no muy conocido para los poco seguidores de Star Trek (e incluso para los más conocedores) es el vino de Chateau Picard, la bodega de la familia del Capitan.

French Kiss. Damos un salto en el tiempo y en la temática y nos introducimos en el encuentro romántico entre un francés, dueño de viñedos (Kevin Kline) y una americana, Meg Ryan, que encuentra en el vino y en Kline el amor. Una historia de amor marcada por la esencia de las cosas, con el vino como un elemento adelantado.

La princesa prometida. Siguiendo con la temática romántica, esta bonita historia será recordada de forma destacada por la música de Mark Knopfler. En la persecución hacia su amada que realiza el pirata Roberts, uno de los desafíos con los que se encuentra es una batalla de ingenio con un truan italiano de nombre Vizzini. Vizzini introduce en la batalla una prueba de brindis. En el brindis una de las copas de vino está envenenada… ¿o son las dos? Este tipo de cosas no se aprende en un curso de cata.

Encadenados (Notorious) Damos un salto para aterrizar en Rio de Janeiro. Este película de Hitchcok es un thriller que cuenta en el reparto a Gary Grant y a Ingrid Bergman. Una de las escenas clave transcurre en una impresionante bodega que cuenta con algunos de los mejores vinos del mundo.

The Muppet Show (la película) Saltamos de Nuevo del thriller a una película infantil. Steve Martin es el somelier que ofrece una botella de vino espumoso a la rana Gustavo y a Peggy. Cuando Gustavo va a probarlo Peggy le recomienda dejar que sea el experto es que dé su opinión… “Una elección fantástica” replica Martin.

Un buen año. Volviendo a la temática romántica, esta película nos muestra a un Russell Crowe desconocido para quienes tienen su recuerdo más claro en Gladiador. Crowe es en esta ocasión un ejecutivo de altos vuelos que recibe una herencia en Francia ¡(ya podría haber ido en España por una vez!) La herencia es un viñedo y bodega de los que se quiere deshacer lo antes posible… pero se cruza, como no podría ser de otra forma, el amor. No sólo hacia una mujer, sino hacia una tierra y un producto. ¿Excesivamente empalagoso? Bueno, para gustos ya se sabe.

Queremos terminar esta breve recopilación de títulos con tres fantásticas frases sacadas de tres películas (en este caso tal vez no todas fantásticas).

“Nunca bebo… vino” Bela Lugosi. Drácula, 1931.

“Yo mismo me inclino por el estilo de vida europeo: mis prioridades son el vino las mujeres y, bueno, eso es todo”. Jude Law (Alfie) 2004

“Ve a cas Príncipe. Bebe vino, haz el amor a tu esposa. Mañana tendremos una guerra.” – Brat Pitt (Aquiles ) a Hector. Troya 2004.

×

Su plan de viaje está vacío.