One moment …

EN ES
0

Qué hacer en Valladolid en un fin de semana.

Imprescindibles que tienes que ver en Valladolid en dos días: vino, gastronomía y cultura.

Conocida por ser la ciudad por la que transcurre el río Pisuerga, Valladolid es una ciudad alternativa si la comparamos con otras capitales de Castilla y León. Aunque no cuenta con una monumentalidad a la altura de las Ciudades Patrimonio de Ávila, Segovia o Salamanca, sus bellas iglesias, sus tradiciones o su variada y rica gastronomía bien merecen una escapada de fin de semana.

escapada-valladolid-turismo-de-vino-com.JPG

Ayuntamiento y Plaza Mayor de Valladolid

¿Sabías que Valladolid fue capital de España?

Valladolid fue capital de España antes que Madrid. Sobre su historia, ha visto nacer a personajes tan importantes como Enrique IV de Castilla, Felipe II o Felipe IV, en ella se casaron los Reyes Católicos, allí murió Cristóbal Colón y también en Valladolid Miguel de Cervantes terminó de escribir la primera parte de la primera novela moderna del mundo, es decir, del “Don Quijote de La Mancha”. Con este inventario histórico, no te puedes resistir a escaparte un fin de semana hasta esta ciudad.

¿Qué hacer en Valladolid?

Adentrándonos en Pucela, como también suele ser conocido Valladolid, empezamos por su corazón: la Plaza Mayor, una de las más grandes del país. Desde allí parten las principales calles que llevan al turista a los grandes puntos culturales vallisoletanos: el Campo Grande, la Real Caballería, la catedral, la iglesia de La Antigua o la de San Benito. Pero si algo tiene su Plaza Mayor son buenos bares y restaurantes, pues todo su entorno constituye el rincón ideal para dejarse llevar por el paladar, disfrutando de buenos pinchos y vinos.

vinos-valladolid-copas.jpg

De vinos por Valladolid

Una de las calles que no debes perderte en tu visita es la de la Platería, detrás de la Plaza Mayor. Esta travesía nos resume con su arquitectura renacentista lo que pudo ser la ciudad en otro tiempo y es uno de los mejores rincones para disfrutar de las denominaciones de origen de vino local: Cigales, famosa en tiempos por sus rosados pero que ha evolucionado a los tintos; Rueda, que ha cobrado fuerza en blancos con el redescubrimiento de una variedad; Verdejo, que había quedado denostada hace décadas, y Ribera, de la que su ascenso imparable en los años 80 ha dejado una realidad notable de bodegas que elaboran, sin duda, algunos de los mejores tintos de España.

Si además de catar estos maravillosos vinos te quedas con ganas de saber más sobre ellos, el Museo de las Ciencias de la ciudad cuenta con varias salas de gran interés en las que podrás descubrir cuestiones sobre la fermentación y otras curiosidades como el aporte de la ciencia a los procesos de elaboración.

¿Qué visitar en Valladolid en un fin de semana?

Para completar la escapada a Valladolid que te ofrecemos desde turismodevino.com, en la que unimos vino y gastronomía en esta gran ciudad, te recomendamos que visites también alguno de estos otros lugares que aparecen en el mapa interactivo. No puedes irte sin visitar estos lugares imprescindibles de Valladolid que te vamos a presentar.

Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

El edificio del Museo Nacional de Escultura de Valladolid respira historia. Este espacio museístico se sitúa en el antiguo Colegio de San Gregorio, que fue fundado en tiempos de los Reyes Católicos y se convirtió en un centro de poder durante el Renacimiento y el Barroco. De hecho, en este lugar tuvo lugar en 1550 el debate sobre los derechos de los indígenas en el Nuevo Mundo, conocido como Junta o Controversia de Valladolid.

museo-nacional-escultura-valladolid-claustro.jpg

Claustro o patio del Museo Nacional de Escultura

El Colegio de San Gregorio se trata de una imponente construcción cuya fachada te dejará impresionado. Con ella se anticipa la entrada a un lugar de imprescindible paso para los amantes de la arquitectura, la historia y el arte. De estilos gótico isabelino y renacentista, destaca también su claustro o patio, por su elegante y refinada decoración, y su escalera principal. Destacan también sus maravillosos tesos artesonados de inspiración árabe de alguna de las salas.

interior-museo-nacional-escultura-valladolid.jpg

Una de las salas del Museo de Escultura. Fuente: Ministerio de Cultura.

La exposición permanente del Museo Nacional de Escultura es una de las más sorprendentes del mundo en su campo, estando centrada en la madera policromada. La mayor parte de sus obras son religiosas, destacando la sala de los pasos de Semana Santa. De hecho, este mismo museo cede a diferentes cofradías de la ciudad determinadas obras para las procesiones. A pesar de todo, solo por contemplar este magnífico edificio tienes que acercarte hasta el lugar. El horario del Museo Nacional de Escultura te permite una visita fácil, siendo solamente su día de cierre los lunes.

Iglesia de San Pablo de Valladolid y alrededores.

La fachada de la iglesia conventual de San Pablo es una de las postales más fotografiadas de la ciudad, pues será como contemplar un auténtico retablo labrado y esculpido en piedra, defendido por dos torres a cada lado. Junto con el Colegio de San Gregorio, comparte espacio en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad, siendo ambos edificios de estilos gótico isabelino y renacentista.

iglesia-de-san-pablo-valladolid-fachada.JPG

Fachada de la iglesia de San Pablo de Valladolid

Los alrededores de la iglesia de San Pablo son también interesantes, al encontrar el Palacio Real de Valladolid, sede de la Corte cuando la ciudad fue capital del Reino de España, o el Palacio de Pimentel, lugar de nacimiento del rey Felipe II, hecho recordado con una estatua situada en la plaza en la que se encuentran todos estos edificios. Hoy en día, es la sede de la Diputación Provincial de Valladolid. Destaca la ventana del palacio de Pimentel porque por ella fue sacado, según cuenta la leyenda, el rey Felipe II para ser bautizado en la iglesia de San Pablo.

Iglesia de Las Angustias y Teatro Calderón.

Una de las iglesias más concurridas de Valladolid es la Penitencial de Las Angustias, sobre todo en Semana Santa. En este templo se da culto a la imagen devocional de la Virgen de Las Angustias, obra tallada por Juan de Juni y de las más antiguas que procesionan en la Semana Santa vallisoletana, que llega a salir hasta en 3 desfiles procesionales. Sin embargo, no es de extrañar, ya que la imagen recibe el nombre de “La Señora de Valladolid”, dada la devoción que los pucelanos le profesan. Dentro de la iglesia también podrás observar otras obras de arte de escultores como Gregorio Fernández.

teatro-calderon-valladolid.jpg

Teatro Calderón de Valladolid

Frente a esta iglesia se encuentra el Teatro Calderón, lugar de celebración anual de la SEMINCI, la Semana Internacional del Cine de Valladolid, otra de las excusas perfectas para asomarse a la cuna del río Pisuerga. No olvidemos que la ciudad ha contribuido a la cultura española con nombres como el dramaturgo José Zorrilla, el escritor Miguel Delibes o las reconocidas actrices Lola Herrera o Concha Velasco. Una de las citas más importantes del año que reúne a caras muy conocidas de la gran pantalla española e internacional.

Iglesia de La Antigua.

Iglesia de La Antigua e historia van dadas de la mano. Se trata de uno de los templos más bellos de la capital vallisoletana. Su torre es de estilo románico, contrastando con la pureza que presenta el resto del edifico, que es neogótico. ¿Y por qué neogótico? La historia nos da la respuesta, y es que la iglesia presentaba tal estado de ruina que tuvo que ser derruida y construida de nuevo a comienzos del siglo XX, pero siguiendo los mismos modelos que presentaba y en el estilo gótico que le caracterizaba, de ahí el prefijo “neo” al que nos referíamos.

iglesia-de-la-antigua-valladolid.jpg

Románico y neogótico en la iglesia de La Antigua

El retablo mayor de la Catedral de Valladolid, de Juan de Juni, pertenecía a esta iglesia de Santa María de La Antigua, que hoy presenta una decoración mucho más austera. Su interior queda iluminado por luz que traspasa sus vidrieras. La iglesia es sede de la Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, que procesiona desde este mismo templo un maravilloso Cristo de Lázaro Gumiel.

Palacio de Santa Cruz y Universidad de Valladolid.

Valladolid es ciudad universitaria, al igual que otras muchas como Salamanca o Granada. Su universidad es una de las más antiguas de España, ya que fue fundada en el siglo XIII. A lo largo de los siglos fue mejorando y ampliada, y hoy en día, por ejemplo, los alumnos de la Faculta de Derecho tienen su sede en un maravilloso edificio barroco situado en las inmediaciones de la Catedral.

facultad-derecho-universidad-valladolid.jpg

Facultad de Derecho de la Univesidad de Valladolid

Por su parte, el rectorado de la UVa, como también se conoce a la universidad vallisoletana, tiene su sede en el Palacio de Santa Cruz, un edificio mayoritariamente renacentista que fue levantado en el siglo XV. La visita al Palacio de Santa Cruz de Valladolid se puede realizar de lunes a viernes, de 08:00h a 21:00h, destacando la visita de su patio.

Sin embargo, también destaca la capilla del Palacio de Santa Cruz, donde se custodia a lo largo de todo el año el Cristo de la Luz, una maravillosa talla en madera policromada de Gregorio Fernánez del siglo XVII que es alumbrada por los estudiantes y cuerpo universitario de Valladolid. Sin duda, su procesión de Jueves Santo es una de las más bonitas y curiosas de toda la Semana Santa de Valladolid, cuya salida es desde este mismo palacio del que os estamos hablando.

Campo Grande y alrededores.

Aunque Madrid le arrebató la capitalidad de España, ambas ciudades comparten algo y es tener todo un pulmón verde. Mientras que los madrileños disfrutan de los Jardines de El Retiro, los vallisoletanos del Campo Grande. Se trata de un espacio verde que merece un paseo para disfrutar de su vegetación, su lago, fuentes y, como no, sus pavos reales, dueños y señores de este parque.

academia-de-caballeria-valladolid.JPG

Plaza Zorrilla y Real Caballería de Valladolid

Cerca de él, la Plaza Zorrilla, con la monumental Real Caballeríapostal típica de la ciudad, sobre todo de noche, y al otro extremo el Paseo de los Filipinos, que destaca por su Convento, sede del Museo Oriental, el mejor de España en esta modalidad artística.

A parte de estos seis rincones que te proponemos, junto con la Plaza Mayor que ya habíamos comentado al principio del post, también destacan otros puntos de la ciudad, como el Pasaje Gutiérrez, una galería comercial, de las primeras que se construyeron es España, que hoy en día es punto de paso de muchos amantes de la fotografía, o la iglesia de San Benito, cuya singular arquitectura y sus dimensiones te sorprenderán.

iglesia-san-benito-valladolid.jpg

Iglesia de San Benito, de las más grandes de Valladolid

¿La Catedral incompleta de Valladolid por culpa de El Escorial?

Y como toda buena capital, también tenía que tener Valladolid una catedral. Sin embargo, incompleta. Felipe II dispuso que en Valladolid, a quien concedió el título de ciudad, que no villa, se levantase uno de los mayores templos de toda la Cristiandad. Las dimensiones que se plantearon eran impresionantes, pudiendo observarlas en una maqueta que se conserva en el Museo Catedralicio.

catedral-incompleta-valladolid-la-asuncion.jpg

Fachada principal de la Catedral de Valladolid

Cuentan las malas lenguas que si la ciudad de Valladolid tiene una catedral incompleta es por culpa de El Escorial. Ambas construcciones comparten arquitecto, Juan de Herrera, y Felipe II parece que destinó los fondos y aquella idea faraónica para el monasterio que construyó en la Sierra de Guadarrama de Madrid, que cuenta con un valor histórico y cultural reconocido a nivel mundial, abandonando a la catedral de su ciudad.

Sin embargo, esta leyenda popular es falsa, puesto que cuando comenzó a levantarse la sede de Valladolid, el Monasterio de El Escorial ya estaba siendo construido. La respuesta a esta confusión se encuentra en la escasez de fondos para proyectar esa idea monumental para Valladolid y la muerte del principal valedor de la ciudad, Felipe II. A pesar de todo, la iglesia catedralicia vallisoletana influyó en el diseño de otras catedrales, como la de México o Lima.

¿Cuándo visitar Valladolid?

Una vez comentados todos los atractivos turísticos de la ciudad, solo queda decidir qué fecha es mejor para ir a Valladolid. La Semana Santa es una de las mejores épocas del año para conocer esta ciudad castellana, puesto que todo el arte de las iglesias y de su Museo Nacional de Escultura sale a las calles, siendo una exposición pública escultórica. También en septiembre se celebran las Ferias de la Virgen de San Lorenzo, las fiestas patronales de Valladolid que se alargan durante dos semanas.

semana-santa-valladolid-la-piedad-gregorio-fernandez.JPG

Procesión de La Piedad en la Semana Santa de Valladolid

¿Dónde comer en Valladolid?

Durante el otoño la ciudad acoge cada año el Concurso Nacional de Pinchos, una cita que no te puedes perder si eres un amantes de la gastronomía. En él se presentan algunas de las mejores creaciones culinarias que posteriormente se pueden degustar en alguno de los restaurantes vallisoletanos. De hecho, en nuestra escapada enogastronómica a Valladolid te llevamos a uno de los restaurantes que ha sido galardonado en multitud de ocasiones en este certámen, donde degustarás pinchos como el de la siguiente fotografía.

obama-en-la-casa-blanca-concurso-de-pinchos-valladolid.jpg

Uno de los pinchos ganadores del Concurso del restaurante Los Zagales

A pesar de todo, cualquier fin de semana del año es bueno para visitar esta fantástica ciudad localizada en el corazón de Castilla y León. Cultura, gastronomía y buenos vinos son los tres pilares fundamentales que te esperan en este rincón castellano.

Descubre los pueblos más bonitos cerca de Valladolid.

Aunque como hemos visto Valladolid tiene una oferta cultural muy completa, puedes acercarte también a alguno de los pueblos que se encuentran cerca de la capital. A menos de 20km de distancia puedes encontrar Tordesillas, la villa en la que pasó sus últimos 46 años la reina Juana "La Loca"; también puedes visitar Simancas, famoso por encontrarse allí el archivo de la Corona de Castilla, o Cigales, la cuna de los vinos clarete y rosado. Te lo contamos con más detalles en esta otra entrada del blog.

En resumen, no dejes pasar la oportunidad que te ofrecemos desde turismodevino.com para disfrutar de esta maravillosa ciudad castellanoleonesa. Valladolid ofrece un abanico de posibilidades muy interesantes para todo turista interesado en la cultura, la gastronomía y la realización de turismo urbano, lo que hace de la escapada a la ciudad del Pisuerga la opción perfecta para un fin de semana en la Ribera del Duero.

escapada_valladolid.png

Artículo actualizado por Jorge del Caz Martín.

×

Su plan de viaje está vacío.