One moment …

EN ES
0

Las 10 mejores cosas que hacer y ver en San Sebastian en 1 día

Hablar de San Sebastián puede hacer que comencemos a pensar en el mar, en la buena gastronomía, en la tranquilidad de la playa o en eventos internacionales. Y es que San Sebastián o Donostia, es desde hace más de un siglo un destino turístico codiciado y eso se nota en su arquitectura y modo de vida. La playa de la Concha es una de las más reconocidas no solo de la ciudad sino de toda España y Europa y es que su largo paseo ha hecho que personajes ilustres y gente corriente, la hayan recorrido cada vez que han visitado la ciudad. El paseo por la Concha es, sin duda, un imprescindible en nuestra lista de cosas que hacer en San Sebastián. ¡Pero hay muchas más!

Cosas muy recomendables en San Sebastián

- Únete a un Tour GRATUITO de la ciudad. Estos tours tienen muy buena valoración y podrás recorrer con ellos lo mejor de San Sebastián con un experto local. RESERVALO AQUÍ.  es un tour con super valoración y que se suele llenar así que te recomendamos lo reserves lo antes posible. 

- Probablemente la mejor actividad en San Sebastián con niños es tomar un barco que os lleve a la isla de Santa Clara. Las vistas de San Sebastián en el recorrido son únicas y el PRECIO MUY INTERESANTE desde este enlace. Hay intrépidos que hacen el recorrido a nado... Os lo recomendamos sólo si sois excelentes nadadores y estáis en super buena forma. 

La historia se concentra en cada piedra rememorando batallas, incendios y diversión, porqué la historia también nos habla de turismo y diversión. Fue aquí donde la Reina regente decidió pasar los veranos para huir del calor del centro de la península y ya se sabe, cuando un rey/reina hace algo…la gente la sigue. Y así es como Donostia comenzó a albergar a aristócratas venidos de todas partes. La talasoterapia estaba de moda en Europa y España no iba ser menos.

Una vez el visitante llega a la ciudad debe hacerse unas cuantas preguntas. ¿Qué visitar en Donostia? ¿Dónde comer en San Sebastián? ¿Qué no perderse en San Sebastián? Y un largo etcétera que, si no se ha podido preparar, aquí os podemos dar algunas ideas de un itinerario por la ciudad y los mejores lugares donde ir, comer y qué monumentos visitar para obtener toda la esencia de la ciudad en un fin de semana. ¿Queréis comenzar? ¡¡Pues vamos!!

Vista.jpg

Apa!, nos dicen en una cafetería.

Kaixo!, contestamos. Y es que andando por San Sebastián es muy fácil escuchar a gente hablando euskera por la calle. De hecho, es de las 3 capitales de provincia de Euskadi en la que más se habla vasco, pero eso no supondrá ningún problema para el visitante ya que encuentras a gente que habla castellano, euskera, inglés y francés a la perfección y además aprender alguna palabra en euskera no está del todo mal. Hasta hacía poco regalaban en algunas tabernas libritos de diccionario euskera-diferentes idiomas, con algunas nociones básicas para entender algunas cosas. Pero bueno, aunque el idioma es parte de la cultura nosotros estamos escribiendo este post para aquellos que deseen descubrir Donostia a través de sus calles, paseos, historia y gastronomía. Para empezar un poco de historia.

¿De qué siglo es San Sebastián?

La ciudad de San Sebastián (aunque no se puede decir con exactitud) empieza a aparecer en los escritos sobre el s XI ya que había un monasterio en la zona que dependía del Monasterio de Leyre, en Navarra construido por el Rey navarro Sancho El Mayor. Pero a finales del s XII cuando otro Sancho, El Sabio funda Donebastián (San Sebastián) como puerto marítimo del Reino de Navarra. Pero duró poco más de veinte años bajo dominio navarro, ya que en el XIII pasó a manos del Reino de Castilla. Tras ayudar en la conquista de Sevilla, Alfonso VIII, rey de Castilla juró los fueros de la ciudad y otorgó distintos privilegios que ayudarían a la ciudad a ser fuerte económicamente. A partir del siglo XIX diferentes guerras entre franceses e ingleses que tuvo a Navarra de por medio hizo que el puerto importante de la zona se trasladara a Bilbao, trayendo consigo riquezas a la hoy otra ciudad importante de la costa cantábrica.

A partir del siglo XV y con la pérdida de poderío comercial y tras varios incendios que destrozaron la ciudad sucedieron dos cosas fundamentales. La primera fue reconstruir la ciudad en piedra. La segunda otorgar a San Sebastián una importante Plaza Militar, la cual pararía diversas incursiones inglesas, francesas y holandesas. Durante la invasión napoleónica, los franceses ocuparon la ciudad por 5 años, provocando que las tropas inglesas las atacaran. 3 meses de sitio, dejaron la ciudad arrasada. El bombardeo mayor fue el 31 de agosto de 1813.
A mitad de s XIX San Sebastián fue nombrada capital de la provincia de Guipúzcoa y comenzó a desarrollarse un urbanismo más moderno. El desarrollo siguió dándose hasta la llegada de la Reina Regente María Cristina, quién trasladó la corte a Donostia durante el periodo estival, haciendo que el número de veraneantes creciera.

¿Es fácil San Sebastián para moverse?

Bueno, esta pregunta requiere varias respuestas ya que todo depende de lo que se desee visitar y conocer. San Sebastián no es una ciudad al uso que se ha expandido desde el centro a la periferia. La ciudad de San Sebastián carece de un espacio amplio para expandirse ya que se ve rodeada de colinas que hace difícil (pero no imposible) su expansión. Esto probablemente fue uno de los factores para que la apuesta militar en esta ciudad durante la Edad Media fuese tan grande.
Los más reconocible de San Sebastián son sus playas y montes. Haciendo que durante siglos la bahía en forma de herradura protegiese a los habitantes, tanto de ataques humanos como meteorológicos. Los antiguos pescadores la llamaban Hirutxulo (Tres agujeros en euskera) ya que la vista de la ciudad desde el Cantábrico se ven el Río Urumea entre la playa de Zurriola y el Monte Urgull. El segundo agujero es el que hay de Monte Urgull a Isla de Santa Clara y el último de la Isla al Monte Igeldo.

Si vemos la ciudad desde el cielo vemos claramente que los montes y el mar dificulta la expansión con lo que los barrios de la ciudad pueden parecer dispersos e incomunicados, aunque no están esto último. La red de transporte público es muy buena y la mayoría de autobuses conectan todos los barrios con el centro. Pero si estamos más cerca de la costa creemos que lo mejor es ir a pie.

¿Qué itinerario es mejor para conocer la ciudad de San Sebastián?

Depende de donde se empiece se realizará una zona antes que la otra. Nosotros aconsejamos el Bulevar ya que es en este punto donde llegan la mayoría de autobuses. Además, aquí podemos encontrar una oficina de turismo en la que podéis adquirir un mapa para que el recorrido se os haga más fácil.

Una vez nos bajamos del autobús, encontramos la parte vieja justo de frente, ésta que en verdad tiene más de nueva que de vieja, se reconstruyó tras las batallas napoleónicas que arrasaron la ciudad. Esta zona de la ciudad protegida por el Monte Urgull y encajonada entre el río Uremea y el mar, es el lugar más destacado para ir de pintxos ya que hay bares y restaurantes cada metro. Aunque más tarde hablaremos de algunos de los pintxos más destacados, además de la gastronomía donostiarra y de sus chefs más destacados.

Respecto a los puntos de interés (además de restaurantes) en la parte vieja, destacamos 4 lugares por encima del resto:

1- Mercado de la Bretxa: Este antiguo mercado data del 1870 y es uno de los mercados más antiguos de la ciudad. A finales del s XIX se construyó un nuevo edificio “La Pescadería”. En la actualidad ambos mezclan el mercado tradicional en la parte inferior (el mercado antiguo) con un centro comercial en la planta superior. El mercado tradicional vale la pena visitarlo ya que uno puede encontrar productos de primerísima calidad expuestos para la venta. Quesos, embutidos y carnes locales son productos que fácilmente un visitante podría llevarse a casa. El pescado, aunque de muy buena calidad, quizás es más incómodo, aunque siempre alegra la vista ver tal producto de calidad dándote la bienvenida.

Plaza_Constitucin.jpg
(Foto Plaza Constitución)

2- Plaza de la Constitución: Es sin duda la plaza de San Sebastián. Una plaza cerrada y con entrada por 2 calles únicamente. Las fachadas de la plaza están todas pintadas de la misma manera y hay una de las cosas más curiosas de Donostia que a menos que te pares a mirar, no muchos le dan importancia. Y es que las fachadas que dan al interior de la plaza están pintadas de blanco y amarillo y en la parte superior uno puede encontrar un número escrito. Muchos pueden pensar que son los números de las casas, pero esas casas serían muy estrechas para vivir ahí. Otros pueden pensar en habitaciones de hotel, incluso puede haber gente que piense que es una casa de citas, pero ni mucho menos. Hace algunos años se utilizaba la hoy Plaza de la Constitución como Coso taurino y esos números indicaban el número de balcón que la gente podía alquilar para ver la corrida de toros. En la actualidad es aquí donde se celebran la mayoría de las festividades importantes como la tamborrada o Santo Tomás.

3- Museo de San Telmo: Situado en la plaza este museo se encuentra en un antiguo convento benedictino del siglo XVI para honrar a San Telmo, patrón de los hombres del mar. Tras la Desamortización de Mendizábal, el edificio se convirtió en cuartel militar, hasta que el ayuntamiento de San Sebastián lo compró en 1932 para ampliar el museo municipal abierto treinta años antes.

En la actualidad el museo nos muestra a través de un recorrido histórico la cultura vasca, sus tradiciones, su historia económica desde los balleneros vascos hasta el auge de los Restaurantes Estrella Michelin en la ciudad. Un museo muy recomendable para entender mejor la cultura e historia vasca.

SanTelmo.jpg
(Foto San Telmo)

4- Basílica de Santa María del Coro: Esta basílica es una de las iglesias más antiguas de la ciudad de San Sebastián en concreto del s XVIII. De estilo barroco, aunque se pueden encontrar algunos elementos más antiguos de estilo gótico y más moderno, neoclásico. Se encuentra de espaldas al Monte Urgull en el cual nos centraremos más adelante para explicar su historia.

De la parte vieja también nos gustaría destacar el puerto y el Monte Urgull. El primero, un puerto pesquero bastante pequeño, pero en el que destaca en su paseo los colores marineros como el blanco, azul y verde que anuncian a los restaurantes de la zona. Desde el mismo paseo del puerto se puede acceder al Monte Urgull y a unos cuantos museos situados en esta zona como el Acuario o el Museo Naval el cual nos ilustra sobre la historia naval de la zona, así como de la historia pesquera de los balleneros vascos como los que migraron al norte de Europa y Canadá para la pesca del bacalao.

Siguiendo por el Paseo del Muelle se puede o bien subir al Monte Urgull para disponer de unas vistas espectaculares de la ciudad o bien rodearlo hasta llegar a la desembocadura del Río Urumea y así volver al Museo San Telmo pero por detrás. El paseo rodeándolo es bastante bonito, pero hay que calcular unos 30 minutos. Si por el contrario subís, podréis visitar el antiguo Castillo de la Mota. Originario del Reino de Navarra fue construido por el Rey Sancho el Mayor a modo de defensa una vez se comenzó a comerciar por mar a través de Donostia. Ha sufrido varias remodelaciones y casi ni se parece lo que hay en la actualidad con lo fue desde un principio. Cuando los franceses asediaron la ciudad ocuparon el Castillo de la Mota para su defensa contra los británicos y portugueses. El “lugar” para hacer una foto es sin duda la Batería de Santiago. Desde aquí se vislumbra la bahía entera, la Isla de Santa Clara y el Monte Igeldo.

Monte_Urgull.jpg

(Foto Monte Urgull)

La playa urbana más bonita del Mundo: La Concha

Considerada una de las playas más bonitas de Europa (de hecho, fue nombrada la playa urbana más bonita de Europa), la playa de La Concha es para los donostiarras la playa más hermosa del mundo y no es para menos que la tengan en tanta estima. La Concha es el eje de San Sebastián. Todo visitante, viajero, residente la recorre cada día o cada poco para transitar de un lado otro de la ciudad. Como explicamos anteriormente, en San Sebastián, la orografía es bastante peculiar con lo que pasear por el paseo de La Concha para ir de un lugar a otro es de las caminatas más comunes de los residentes. La unión entre Antiguo y la Parte Vieja hacen de La Concha el lugar por donde transeúntes, ciclistas y coches se mueven para ir de un lado a otro.

Paseo.jpg
(Foto Paseo, Concha de San Sebastián)

El kilómetro y medio de paseo desde la Casa Consistorial hasta el Palacio de Miramar nos descubren una ciudad diferente a las calles estrechas de la Parte Vieja o a las pendientes del Monte Urgull. En esta parte del blog descubriremos los lugares más interesantes que se pueden ver andando por el paseo.

Casa Consistorial. Construida a finales del s XIX, este edificio de estilo ecléctico fue inaugurado en 1887 como sede del Casino de San Sebastián. Debido al incremento del número de visitantes, San Sebastián vio en los casinos un gran método para atraer a visitantes e incrementar los ingresos en la ciudad. En los años cuarenta pasó a manos del ayuntamiento, el cual sigue teniendo su sede a día de hoy.

Casa_Consistorial.jpg

(Foto Casa Consistorial)

Hotel Londres. Uno de los edificios más representativos de la arquitectura Belle Epoque que tanto destaca en Donosti. Este hotel situado en primera línea de playa es uno de los más exclusivos y lujosos de la ciudad.
El término Belle Epoque es el tiempo comprendido entre la Guerra Franco-Prusiana de 1870 y la Primera Guerra Mundial, 1914. Durante esta época de aparente tranquilidad, Europa se volcaba en sus Colonia y el capitalismo creaba nuevos entretenimientos. El turismo comenzó a desarrollarse por el viejo continente y las familias adineradas huían de las ciudades industriales a respirar el aire fresco en las montañas y a la costa. En esta época San Sebastián atrajo a centenares de viajeros que deseaban experimentar los beneficios de la talasoterapia. Durante esta época se construían edificios para veranear, como hoteles, como para segundas residencias. De esta segunda construcción, en La Concha abundan. Familias pudientes vascas o de Madrid se construían pequeños palacetes cara al mar para disfrutar de las vistas y los beneficios de la playa. Entre tanto, la reina Isabel II no quería ser menos y cada vez que podía no podía perder la ocasión de bañarse en el Cantábrico. Tras unos años, La Casa Real ordenó construir un palacio con unas vistas increíbles. El Palacio de Miramar, fue construido en 1893 para que durante la época estival, la corte se trasladara a San Sebastián desde Madrid.

Palacio_Miramar.jpg

(Palacio Miramar)

Uno de los lugares por excelencia para el turismo de veraneo de las elites eran los balnearios. En 1912, se inauguró La Perla. Sin duda el balneario más famoso de San Sebastián. A mitad de paseo es el lugar perfecto para descansar un poco, relajarse con las vistas e incluso tomarse algo.

Mirando hacia el mar, imponente nos observa la Isla de Santa Clara. Situada en mitad de la bahía, esta isla puede ser visitada durante una buena parte del año con lanchas motoras que salen desde el puerto cada ciertas horas. Algún aventurero ha ido a nado, pero debéis saber que desde la playa de La Concha es 1 kilómetro.

Concha.jpg

(Foto Concha)

¿Dónde están las mejores vistas de San Sebastián?

Una vez dejamos el Palacio de Miramar a nuestra izquierda y adentrándonos en el túnel, estaremos cambiando de barrio. Entramos en Antiguo. Esta es la zona de la ciudad en la que se asentaron los primeros grupos de personas en lo que luego se convertiría en ciudad. La playa, aunque parece que sea la continuación de La Concha, es otra distinta. Ondarreta va desde el Monte Igeldo al Palacio de Miramar. En esta zona destacan la escultura de Chillida

“El Peine de los Vientos” además del Monte Igeldo.

Si continuamos por el paseo pasado el Club de Tenis podremos encontrar una de las esculturas más fascinantes de Chillida. El Peine del Viento

PeineViento.jpg

(Foto Peine Viento)

El Monte Igeldo es uno de los iconos de San Sebastián. No puedes irte de la ciudad sin haber subido a este monte y haber tenido la oportunidad de ver una de las perspectivas más bonitas de San Sebastián. Ya en el s. XVI existía un antiguo torreón que hacía las funciones de Faro para evitar accidentes en la entrada de la Bahía. El torreón que se ve en la actualidad es dos siglos más nuevo. En la actualidad, la imagen de este monte es de chalets y palacetes con increíbles vistas. En los primeros años del s XX existía un casino el cual contaba con las mejores vistas.

El monte actual es consecuencia de una idea que tuvieron de los dueños de los caseríos que rodeaban el monte. Éstos decidieron comprar el monte entero para crear un espacio de entretenimiento en lo alto del monte. Primero con casino y posteriormente con un pequeño parque de atracciones en lo alto de Donostia. Un año después de la creación del casino se inauguró una de las joyas de Igeldo, el Funicular. Éste que sube y baja cada 15 minutos es la mejor forma para llegar hasta arriba desde la playa de Ondarreta. A finales de los años veinte y tras la Exposición Iberoamericana de Sevilla, se compraron atracciones allí expuestas y se trasladaron pieza a pieza desde Sevilla a San Sebastián para incorporarlas en el nuevo parque de atracciones del Monte Igeldo. Entre las atracciones destaca por encima de todas, la montaña suiza, en la que el valiente puede desafiar el vértigo con las imponentes vistas del mar cantábrico bajo sus pies.

Monte_Igeldo1.JPG
(Monte Igeldo)

Gros: Surf, Cine y Pintxos

Justo al otro lado del centro y del Río Urumea se encuentra el barrio de Gros. Un antiguo barrio conocido por entre otras cosas por el surf que se practica en la playa de Zurriola o el Palacio de Congresos, más conocido como Kursaal, en donde se reúnen cada año un elenco de los personajes premiados del mundo del cine en el Festival Internacional de San Sebastián. Pero Gros es más que estos dos importantes atractivos. Esta zona menos abarrotada que la Concha, posee también un paseo que llega hasta el Monte Ulía, en donde si se desea continuar hay que comenzar a subir.

Paseando al lado de la playa no os sorprendáis de ver a surferos andando con sus tablas yendo y viniendo de la playa. Zurriola es sin duda la playa surfera de Donosti en la que si te apetece flotar sobre las olas o simplemente realizar un curso de iniciación puedes hacerlo. Tampoco hace falta que tengas tu tabla en la ciudad ya que existen numerosas empresas para poder alquilar la tuya. Si por el contrario te apetece darte un chapuzón tranquilo, quizás esta no sea la mejor playa…

Kursaal.jpg

(Foto Kursaal)

Pero en este paseo hay sin duda un edificio que destaca por encima del resto, el Palacio de Congresos Kursaal, el cual acoge el Festival Internacional de Cine de San Sebastián cada mes de septiembre. Este festival, el más importante de España ha sido escenario de múltiples estrenos mundiales destacando “Vértigo” o “con la muerte en los talones” de Alfred Hitchcock. También han paseado por su alfombra estrellas mundiales como Audrey Hepburn, Meryl Streep, Robert de Niro, Woody Allen o Coppola, entre muchos otros. Su preciada “Concha” es el preciado premio que buscan todos aquellos que se dedica al mundo del cine.

¿Qué deportes se pueden ver en San Sebastián?

Tras poder ver que el surf es uno de los deportes más practicados en la ciudad, no hay que olvidarse que tanto por el paseo de Zurriola como en la Concha y Ondarreta se puede ver a cientos de personas yendo en bici o corriendo. No cabe decir que el vasco es una persona en forma, fuerte y que por lo general compite en deportes un tanto extraños si no eres de la zona. Desde los Deportes Vascos que se suelen ver en las fiestas y Semana Grande hasta los más internacionales como la Pelota Vasca o el Jai Alai. También tenemos que incluir entre la modalidad de deporte vasco las carreras de traineras.

Surf.jpg
(Foto Surf)

Pelota vasca. Juego que dispone de diversas modalidades, se suele jugar en un frontón o trinquete. Otras modalidades es el Jai Alai, el cual se juega con una cesta.

Deporte Rural Vasco. Existen diferentes modalidades que requieren la fuerza y la rapidez como base de la mayoría de ellas. Levantamiento de fardos, piedras, cortar troncos o serrar son algunos ejemplos. Aizkolaris (cortadores de troncos) Harri-Jasotzea (Levantamiento de Piedras) Soka-tira (tirar de la cuerda).
Regata de Traineras. Este deporte surgió hace más de cien años cuando las barcazas que se utilizaban para pescar se comenzaron a utilizar para hacer regatas entre diferentes poblaciones. En el pasado se utilizaban estas rápidas embarcaciones para llegar cuanto antes a la lonja y así vender el producto el primero. Hoy en día a finales de agosto, primeros de septiembre se realiza la regata de La Concha.

Además de los deportes más tradicionales también hay espacio en San Sebastián para el fútbol, baloncesto y otros deportes menos tradicionales. Y tras el deporte, el hambre aprieta, así que…

…Hablemos de Gastronomía…

San Sebastián es una de las Mecas de la gastronomía tanto a nivel nacional como mundial y es que la fama de esta ciudad ha ido viajando por el mundo entero gracias en parte a los cocineros que trabajan en ella y al producto de primera calidad con los que elaboran apetitosos platos vanguardistas. Hoy en día citar San Sebastián requiere pensar en Arzak, Subijana o Berasategui entre otros, pero estos ilustres cocineros aprendieron desde pequeños el arte de la cocina. Los sabores, las recetas tradicionales y nos nuevos sabores que han ido introduciendo en sus elaborados platos. Unos de los lugares con más historia gastronómica de San Sebastián son las Sociedades Gastronómicas. Durante mucho tiempo solo abiertas a hombres para que se reunieran en torno a una cocina, esta tradición parece que tiende a cambiar y en los últimos años se deja entrar a mujeres e incluso a algunos visitantes de fuera de San Sebastián. Eso sí, la cocina sigue siendo el lugar tradicional de los hombres. En País Vasco hoy en día hay unas 1500 Sociedades Gastronómicas.

Berasategui.jpg
(Foto Berasategui)

¿Cuántas estrellas Michelín hay en San Sebastián?

Paralelamente a las Sociedades Gastronómicas, el aumento de los restaurantes con estrella Michelín se viene dando desde los años 80. En cuanto los jóvenes cocineros comenzaron a ofrecer los platos tradicionales combinados con la Nouvelle Cusine aprendida en Francia se empezó a crear un entramado de restaurantes, no solo en San Sebastián sino en el conjunto de Euskadi en los que el nombre del cocinero era más importante que el del propio restaurante. Arzak, Berasategui y Subijana con 3 estrellas en la zona de San Sebastián, 2 estrellas en Mugaritz y otras tantas en otros restaurantes hacen que se contabilicen 16 estrellas michelín en el área de Donosti. Si te gustaría probar alguno, puedes ir haciendo ya la reserva.

¿Dónde irse de pintxos en San Sebastián?

Esta pregunta requiere diferentes puntos de vista, ya que depende de dónde te encuentres en cada momento puedes irte de pintxos de una manera o de otra. Por ejemplo, en el barrio de Gros, todos los jueves hay pintxo-pote. Esto significa que por un precio fijo (1.5-2-2.5 €uros) obtienes una bebida y un pintxo. Más de media centena de establecimientos ofrecen esto los jueves, pero, aunque parezcan muchos no penséis que será fácil encontrar lugares vacíos. El pintxo-pote es tan popular en Euskadi que la gente hasta ocupa las calles para poder comer y beber con un poco de tranquilidad y sin sentir el aliento en la nuca del que quiere pedir tras de ti.
Irse de Pintxos por la Parte Vieja es de lo más tradicional que hay al visitar la ciudad. Lugares como la mejillonera, siempre abarrotados o la tarta de queso de La Viña son casi lugares obligados en su visita a San Sebastián. Y es que los pintxos del centro, aunque algo más caros son los que más llaman la atención al visitante. Quizá sea porque es lugar de paso y los bares se aprovechan, pero aún aquí se pueden encontrar magníficos lugares para tomar algo rápido, pero de altísima calidad.

La Mejillonera. Bar típico y abarrotado de turistas (suponemos que sale en varias guías de viajes) sirven como supondréis, mejillones de distintas formas, bravas y calamares. Barato y buen lugar para comenzar una ruta de pintxos por el centro.

Atari Gatroteka. También suele estar bastante abarrotado. De aquí os recomendamos cualquier pintxo. Los que están en barra son muy buenos, pero aún mejores los que hacen en el momento. El bacalao confitado, las croquetas o las carrilleras son un espectáculo.

A Fuego Negro. Algo más vanguardista es este local de la Calle 31 de Agosto. Sus pintxos atraen a cientos de visitantes que esperan experimentar el pintxo desde otro punto de vista. Sus Black Rabas, su Gilda o su MaKobe con chips.

PulpoA_fuegoNegro.jpg

(Foto Pulpo A FuegoNegro)

Néstor. Su pintxo estrella es la tortilla, aunque se debe saber que no está disponible todo el tiempo. Hay sobre las 13:00 y sobre las 20:00 antes de la comida y la cena, así que si deseas probarla deberás darte prisa.
La Cuchara de San Telmo. Pintxos elaborados de gran calidad. Podríamos destacar el pintxo de foie a la plancha, pero cualquiera está fenomenal.

Tamboril. Situado en una de las esquinas de la Plaza de la Constitución, este local destaca por sus champiñones con un toque picante y sus pimientos rellenos de bacalao o carne. Increíbles ambos pintxos.
Gambara. La especialidad de este lugar son las setas y los hongos, así que, si eres un amante de éstos, este es tu lugar.

Setas_Gambara.jpg
(Foto Gambara)

La Viña. El lugar para acabar la ruta de pintxos ya que se especializa en tarta de queso. Repleto de gente para el café y un dulce, aunque también se pueden probar aquí exquisitos pintxos.

Esto es solamente un ejemplo de todo los que San Sebastián puede ofrecerte. Esperemos que disfrutéis. Agur!

Si os ha gustado este post os recomendamos nuestra guía "qué hacer y ver en un día en Bilbao" con muchas ideas par hacer otra escapada en el País Vasco. 

Podéis tener más información de los planes del momento de San Sebastián en la San Sebastián turismo

Autor: David Peris

 

 

×

Su plan de viaje está vacío.