One moment …

EN ES
0

Itinerarios en Rioja

Ruta de la cultura del vino en Rioja

La primera de las rutas de Rioja, nos muestra la cultura del vino en Rioja, se puede recorrer en 1 ó 2 días, dependiendo del tiempo con que contemos. Esta ruta es un recorrido por el pasado, presente y futuro del vino de Rioja. Se propone visitar bodegas míticas de La Rioja Alta y la Rioja Alavesa, así como barrios emblemáticos, museos de vino y opciones de cata… además de gastronomía típica de la zona.

Logroño

Proponemos comenzar la ruta saliendo una noche por la ciudad de Logroño. Una escapada en Logroño ofrece una buena oportunidad para tapear y disfrutar de enoturismo en Rioja. En la calle Laurel, repleta de bares y tabernas, podemos disfrutar de los vinos de la zona y de las mejores tapas riojanas. Y no se quede quieto, vaya de bar en bar para probar cosas distintas.

En la misma ciudad hay muchas bodegas que se pueden visitar, y a pocos kilómetros de la ciudad le sorprenderá la belleza arquitectónica de algunas de sus bodegas..

Otra visita interesante son las cavas subterráneas (calados)  del s. XVI. en las que antes de hacía vino y que ahora son restaurantes, exposiciones de arte, etc.

Logroño es parte del Camino de Santiago y parada importante para los peregrinos. "El Camino se hace tapa a tapa" reza uno letrero que se encuentran los peregrinos al entrar en la capital Riojana. Si bien la cita más importante del Camino por tierras riojanas se encuentra en Santo Domingo de la Calzada, Logroño ofrece ambiente de Camino, lo que siempre se agradece. 

La ciudad bañada por el Ebro ofrece una abundaten vida cultural más allá de bodegas y tapeo. Os recomendamos nuestro artículo con las mejores cosas qué ver en Logroño, en el que podréis encontrar un buen número de ideas para disfrutar de una escapada en Logroño y la Rioja. 

Briones

El paisaje de Briones es el protagonista: entre la Sierra de la Demanda y la Sierra de Cantabria, y con el rio Ebro a su lado, es un buen lugar para pasear, comer o dormir.

El pueblo está coronado por una imponente Iglesia del s. XVI. Y a pocos kilómetros encontraremos el Museo de la Cultura del vino de Dinastía Vivanco. Desde Briones tomamos camino a Haro, que es Capital del vino en la Rioja, ¡que no es poco!

Haro

Una escapada en Haro ofrece una magnífica oportunidad para conocer el mundo del vio de la Rioja. Haro es una de las ciudades más hermosas de La Rioja. Su gran valor monumental, con iglesias y palacios blasonados, hacen de Haro una visita obligada en la ruta del vino de Rioja. Pero el amante del vino para en Haro para visitar sus bodegas, que son parte importante de la historia del vino en España. Las Bodegas del Barrio de la estación son una parte importante, pero no la única, de las bodegas que pueblan Haro.  Al caer la tarde, podemos ir a tomar tapas y vinos a la calle de la Herradura, así como al barrio de la Estación, que está repleto de bodegas, situadas en este enclave para facilitar el transporte de los vinos en épocas pasadas.

Labastida

Antes de llegar a Labastida podéis parar en el pueblo de Briñas, que tiene al Ebro por testigo. Desde Haro a Briñas se puede realizar un bonito paseo a pie.

Se trata de una pequeña población de la Rioja Alavesa, que tiene gran interés turístico. La ciudad tiene una larga historia que comienza alrededor del s. XII, así que en ella se pueden encontrar muchas construcciones antiguas. Entre ellas, destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Un lugar ideal para pasear visitando sus ermitas, fuentes, y otros atractivos, como el Paseo por el Machimbrao.

Laguardia

Es otro bonito pueblo de la Rioja Alavesa enclavado en un alto que permite unas excelentes vistas de la Sierra de Cantabria. Laguardia está agujereada en el interior de sus piedras por multitud de ancianas bodegas. Se trata de un lugar con mucho encanto, con multitud de monumentos y construcciones antiguas para visitar, entre los que destaca la Iglesia de Santa María de los Reyes. En Laguardia podrá disfrutar de excepcionales hoteles que se encuentra dentro de bodegas.  El enoturismo es un motor económico para Laguardia, que recibe en sus bodegas y restaurantes un buen número de visitantes que se dejan seducir por sus empedradas calles. Te recomendamos esta oferta de escapada en Laguardia en un hotel con mucho encanto. 

×

Su plan de viaje está vacío.