One moment …

EN ES
0

Celebrar un cumpleaños en una bodega

¿Dónde celebro mi cumpleaños? En ocasiones nos hacemos esta pregunta. Los restaurantes son el lugar más recurrido si buscamos celebrar con un grupo de cierto tamaño. Un restaurante es una opción sencilla, pero no es muy original. Es sencilla porque hay muchos, de muchos estilos, etc. pero por eso mismo no suele ser una opción especial para un día en el que te gustaría poder quedar y hacer algo un poco diferente.

Tenemos tantas bodegas en el territorio que no es difícil encontrar alguna bodega que no esté muy lejos de tu localidad. Son muchas las bodegas que ofrecen la posibilidad de no sólo visitar las instalaciones de la bodega y degustar unos vinos. Un buen número de bodega ofrece la posibilidad de comer dentro de las propias instalaciones de la bodega. Normalmente esto ocurre en salones privados, por lo que la celebración de un cumpleaños en una bodega se convierte, ya sólo por eso, en algo especial. Pero es que además muchos de estos salones son muy atractivos para celebraciones. Algunas bodegas ofrecen espacios con vistas al viñedo, otras con salones ubicados en cuevas, o con vistas a la sala de barricas. Todo un lujo para hacer que el cumpleaños resulte muy especial.

La idea de un paseo por el viñedo y de poder encontrarse con un grupo de amigos en un entorno un poco distante de la ciudad es también un valor añadido. La mayoría de la gente estará contenta de hacer unos kilómetros y llegar al punto de destino. Es evidente que, como se va a conducir, no se podrá hacer ningún exceso con la bebida. La solución puede ser sencilla, no sólo controlando lo que se bebe, sino además también realizando alguna actividad posterior a la comida. Muchas bodegas tienen espacios que permiten dar largos paseos en los que charlar animadamente tras comer, otras están muy cerca de lugares de interés cultural. En algunas de ellas, podréis simplemente alargar la sobremesa de modo que los cafés y la conversación sirvan para “hacer la tarde”. Son muchas las opciones para celebrar un cumpleaños en una bodega de una forma original y que asegure que todo el mundo lo pase bien. Durante la visita se puede organizar algún juego de cata para que todo el mundo se pueda reir un rato.

Tenemos que pensar también que las bodegas pueden ser un sitio muy bueno para que vayan niños. Mucha gente piensa que éste no es el caso, pero no tiene porque ser así. En primer lugar, una bodega con viñedo en su alrededor ofrece un lugar perfecto para que los niños puedan estar al aíre libre y puedan correr un poco (sin entrar en el viñedo) Pero es que además hay muchas bodegas que pueden organizar alguna actividad pensando en un grupo que viene con niños. Hay bodegas que ofrecen un servicio de guarda para los niños en los que podrán hacer algunos juegos y pintar vides, uvas, etc.

Esperamos que este post te abra la idea de celebrar tu cumpleaños dentro de una bodega y, si lo estás pensando, contáctanos. Seguro que te podemos ayudar con la preparación

×

Su plan de viaje está vacío.