One moment …

EN ES
0
Jerez de la Frontera estatua de caballos andaluces

LOS MEJORES RESTAURANTES DE JEREZ DE LA FRONTERA

Cuando pensamos en visitar Jerez de la Frontera, es inevitable pensar en sus bodegas, en las rutas del vino y en el famoso Sherry wine.  Si te apetece conocer más sobre las rutas del vino de España, y en concreto sobre la ruta del marco de Jerez. Desde turismo de vino, te ofrecemos algunas bodegas de la zona y como no, recomendaciones para hacer una parada obligatoria y coger fuerzas en alguna de estas tabernas y restaurantes de la ciudad.

Lo primero que debemos saber, es cuales son los platos que priman en esta tierra. Al igual que Barbate destaca por su atún rojo, Jerez también tiene sus peculiaridades. El ajo caliente, los alcauciles, en sus múltiples formas de cocinarlo, la berza jerezana o los chicharrones, son algunos de los platos típicos de este municipio. A continuación te mostramos algunos de los sitios en los que puedes probar estos platos.

 

Taberna Atuvera

Calle Ramón de Cala, 13, 11403 Jerez de la Frontera

Ideal para tapear y probar unos vinos de la tierra, esta moderna taberna fusiona la comida más clásica de la zona con las nuevas tendencias gastronómicas. En un ambiente cuidado, combinando matices tradicionales y modernos, este lugar no dejará indiferente ninguno de tus sentidos. Sus tapas, abundantes y cuidadas, te harán disfrutar del más típico sabor del sur. Además, sus precios son asequibles para todos los bolsillos. El precio oscila entre los 10€ y los 25€ por persona.

La taberna se encuentra en pleno barrio de San Miguel, cuna del flamenco que ha visto crecer a numerosos artistas de este estilo musical. Unas caballerizas eran el origen de esta ubicación en el siglo XVII. A las puertas de la taberna, se puede contemplar el monumento de bronce en homenaje a La Faraona, erigida por el madrileño Víctor Ochoa Sierra, de hecho, el nombre de la taberna, rinde homenaje a una copla de la artista. Si pasas por Jerez, no puedes perder la oportunidad de visitar esta zona de la ciudad. El barrio de San Miguel ya es, en sí mismo, un lugar de interés turístico; la Iglesia de San Miguel, la Plaza de Las Angustias o la capilla de Yedra, son otros de los puntos que no puedes dejar de visitar si paseas por este barrio.

Atuvera.jpg


La Cruz Blanca  

Calle Consistorio, 16, 11403 Jerez de la Frontera

En pleno centro histórico de Jerez, cerca de las calles más concurridas de la ciudad, se encuentra esta taberna. Vinos de Jerez maridados con los sabores de la cocina tradicional. Es un lugar bastante emblemático entre los bares y tabernas de la ciudad. Sus platos están elaborados con productos frescos, de la tierra, del mar, siempre asegurando la calidad. El local dispone de varios salones interiores y una extensa terraza. Los precios son bastante asequibles, en relación a su calidad y cantidad; oscila entre los 10 y los 30€ por persona. Los clientes suelen quedar satisfechos en este local, y recomiendan probar el atún en cualquiera de las formas que tienen de elaborarlo. Algunos de los platos más destacables para probar la gastronomía jerezana en esta taberna serían las papas alinás con melva, las almejas salteadas en vinagre de Jerez, las tortillitas de camarones o los chicharrones.

Cruz_Blanca_Jerez.jpg

Venta El Albero

Hijuela del Pantanal, 5, 11406 Jerez de la Frontera, Cádiz

En este restaurante, se prepara la comida más típica de la tierra desde 1982. Se trata de un comercio familiar, decorado al estilo de un cortijo andaluz, muy amplio, pero muy solicitado, por lo que te recomendamos que reserves previamente para no quedarte sin sitio y sin probar sus deliciosos guisos. Sus platos caseros, como la cola de toro con patatas, los alcauciles con chicharros, o la carrillera ibérica en salsa de almendras, destacan tanto por calidad como por cantidad. Algunos de sus más fieles clientes destacan la berza y sus guisos de carne. El precio de los platos oscila entre los 6 y los 17€. Si quieres pasar un día conociendo la tradición del sur, desde Turismo de vino te proponemos el siguiente plan. Visita una bodega de Jerez y después un almuerzo en este restaurante puramente tradicional. Como información relevante sobre el restaurante decir que dispone de parking, y que abre de jueves a domingo. Al encontrarse en las afueras de la ciudad, se facilita bastante el acceso al restaurante.

el_albero_Jerez.jpg

La Carboná

Experiencia 360º, de tradición, gastronomía y arquitectura. Este restaurante de Jerez de la Frontera, se encuentra situado en el barrio de Santa Cruz, muy cerca de la Plaza de Triunfo. La zona es bastante turística, pero existe aparcamiento cercano (zona azul) y el local se adaptó a la perfección para este tipo de público. Su decoración combina el estilo Mid Century Modern con la madera de sus vigas y el esparto con el que se decoran sus columnas. A pesar de que su mobiliario se inspira en esta tendencia artística, se mantiene algunos elementos de lo que fue un antiguo bodegón. Las vigas, el suelo, y la chimenea central conservan ese toque tradicional. Pero no hemos venido a hablar de diseño, sino de gastronomía. Sus platos, siguen la atrevida mezcla de líneas. Aunque bien podréis ver en su carta, que difiere bastante de los platos de los restaurantes anteriormente mencionados, combinan los ingredientes tradicionales de la tierra y los recrean en la más moderna y sofisticada cocina del siglo XXI. Desde Turismo de vino, te recomendamos maridar esta experiencia con los mejores vinos del Marco de Jerez. El precio por persona oscila entre los 20 y 40€. La mayoría de sus clientes recomiendan los menús degustación que te permiten probar más variedad tanto de platos como de vinos, actualmente disponen de dos precios, el menú maridaje, que incluye 5 platos y 5 vinos (Palo cortado, Amontillado, Fino en rama, Oloroso y Medium) y cuesta 45€ por persona y el menú degustación que incluye 5 platos y un postre y cuesta 75€ por persona, pero el suplemento a pagar si vas acompañado es de 20€.

Carbona_Jerez_de_la_frontera.jpg 

 

Los Tabancos

Llegados a este punto y tras haber visitado algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, es el momento de recomendar los tabancos. Como ya sabéis, Jerez de la Frontera es famosa, entre otras muchas cosas, por sus rutas del vino, y una forma de seguirlas es a través de la Ruta de los Tabancos. El origen de la palabra tabanco tiene diferentes versiones, épocas, algunas de ellas apuntan a la mezcla entre palabras como taberna, tabaco o estanco. Este concepto, surge aquí, en Jerez de la Frontera. Se trataba de lugares de reunión, en los que se vendían vinos, destilados y otros bienes controlados por el Estado, a la vez que se utilizaba como lugar de promoción para bailaores y cantaores de flamenco. Ni que decir tiene, que, en la actualidad, cualquier de los numerosos tabancos de Jerez, muestran la cuna de la cultura jerezana. La inclusión de una pequeña cocina, es una innovación de nuestra época, que permite no sólo disfrutar del vino y del ambiente, sino también de su gastronomía. Son locales pequeños, que no disponen de muchas mesas para sentarse por lo que lo idóneo es tomar una o dos copas de vino en ellos, acompañados de alguna tapa, como no, de especialidad de la tierra, y visitar varios en lugar de permanecer en el mismo.

Tabanco_en_Jerez.jpg

Esperamos que hayas disfrutado de este post. Te recomendamos otros artículos con recomendaciones de restaurantes en zonas vinícolas.  Mejores restaurantes para comer en Rioja

×

Su plan de viaje está vacío.