One moment …

EN ES
0
Copas de vino

Copas de vino

Copas de vino

Copas de Vino: 6 cosas indispensables que debes conocer

Tomar una buena copa de vino es uno de los mayores placeres.  Para ello tan importante como el vino a degustar está la copa, su elección es muy importante, pues dependiendo de la copa podremos saborear mejor todas las cualidades del vino, apreciándolo y degustándolo en toda su plenitud.  Podríamos decir que si el vino es la música, la copa  es su instrumento. Per las copas de vino, aunque estén presentes en nuestro día a día, son 

Descorchar una botella escuchar el sonido del corcho, contemplar cómo se vierte el vino en la copa, el color, el aroma que percibimos … ¡Es Todo un ritual!. 

Alrededor de las copas hay todo un mundo, vamos a descubrirlo.  Su historia y origen, las partes que la componen, los tipos de copas, sus formas, qué  copas de vino utilizar según el tipo de vino a degustar, cuáles son las mejores copas de vino,  variedad de precios, nuestras recomendaciones… Vamos a detallarlas una a una para comprender y entender mejor este apasionante mundo.

Estos son los temas que vamos a cubrir en el artículo

1.-Listado mejores copas de vino en relación calidad/precio

2.- ¿Cuáles son las mejores marcas de copas de vino?

3– Breve Historia de las Copas de vino

4.- Partes de una copa de vino

5.- Tipos de copas de vino

6.- Curiosidades de las copas y cuestiones prácticas


1.- Listado mejores copas de vino en relación calidad/precio

Dada la enorme cantidad de información sobre tipos de copas de vino hemos considerado una buena idea empezar esta sección mostrando una serie de copas muy recomendables por su relación calidad / precio. Degustar un vino con una copa de calidad mejora sin duda al vino. Debemos recordar que la vista o el oído impactan en el proceso de la cata de vino. Un brindis con una buena copa suena mejor y una copa limpia y de buen cristal permite ver el color del vino y destacarlo. 

La elección de la copa dependerá del gusto personal y del dinero que queramos gastarnos.  Para poder disfrutar del vino no es necesario tener todo tipo de copas, si solamente podemos optar por un tipo de copa, te recomendamos un tipo Burdeos o una grande polivalente.  Ambas se adecuarán a todos los tipos de vinos y circunstancias.

Os recomendamos comprar un set de copas saldrá más económico.  Aquí os detallamos un listado de copas con buena relación calidad-precio:

Set de copas Stölzle Lausitz

Su diseño en cristal sin plomo le aporta un acabado pulido y elegante.  Es un set de 6 copas alargadas, con calíz de cintura ancha y cuello cerrado.  Tiene el tallo largo y liso.  Apto para lavavajill

Set de copas de vino Luminarc

El siguiente set está en un nivel inferior comparado con el que acabamos de mostrar, pero son una muy buena opción pos su relación calidad/precio, así como su diseño hace de este set uno de los mejores juegos de copas para tener en casa y usar de modo frecuente.  Es una copa tipo Burdeos, con tallo largo, de material liso y transparente una copa elegante a la vez que útil para uso diario.  Resultan fáciles de lavar se pueden lavar incluso en el lavavajillas (aunque no lo recomendamos) 

Set de copas Krosno copas de vino (Tinto o Blanco)

Set de 6 copas Borgoña, elaborados en vidrio Crystalline de gran calidad.  Son sólidas, con una transparencia perfecta, tallo alto y diseño elegante y resistente.  Tienen la ventaja de poder lavarlas en el lavavajillas (aunque no lo recomendamos) Este set es sin duda un compromiso perfecto entre la elegancia y el uso frecuente de unas copas de calidad de vino. 

Villeroy & Boch

Set de 4 copas de vino tinto ideal para ocasiones especiales o para el día a día.  Muy resistentes. Cuenta con un tallo robusto, los bordes son finos para una agradable experiencia gustativa y con una forma de copa que realza el aroma del vino. 

Set de Copas de vino Bohemia

Este set de copas de vino Bohemia, son de un diseño distinto a las tradicionales copas de Burdeos y Borgoña, ya que cuentan con un grabado que las diferencia del resto de copas.  Dando un toque diferente en las reuniones que podamos tener en casa.  Su cáliz es alargado y abierto  hacia la zona superior por lo que resulta perfecto tanto para vinos tintos como blancos y en su tallo tiene un adorno que facilita el agarre a la vez que estiliza su diseño.  Se trata sin duda de una copa diferente.

SET-BOHEMIA.jpg

 

2.-¿Cuáles son las mejores marcas de copas de vino?

Hay muchas marcas muy buenas, a continuación vamos a detallar una selección de las mejores.

Copas de vino Riedel

Riedel es una marca austríaca de copas de vinos goza de una merecida fama, gracias a sus copas, vasos, decantadores…. fabricados de manera artesanal.  Están considerados unos de los mejores fabricantes del mundo dando gran importancia a cada tipo de uva, una copa para cada uva.  Son copas que están diseñadas por y para cada variedad específica.  Sus copas potencian la intensidad y calidad, resalta las texturas y facilitan la percepción del equilibrio entre los diferentes matices de cada líquido.  Son unas de las preferidas por los mejores sumilleres del mundo.

 

Copas de vino Zwiesel

Las copas de Zwiesel están presentes en más de 130 países, son las preferidas en muchos restaurantes, hoteles.

Son copas de diseño moderno y atemporal, parecen hechas a mano.  Fabricadas con cristal Tritán, presentan gran nitidez, brillo, sonoridad y sobre todo resistencia.  Son capaces de soportar muchos lavados y estar relucientes como el primer día. Su ventaja es que se rompen hasta un 40% menos que las copas de cristal tradicional.  Tienen además la gran ventaja de poder lavarlas en lavavajillas.

Copa_Zwiesel_imagen_13.jpg

 

Stölzle

Este fabricante alemán es uno de los mayores de Europa, producen alrededor de 35 millones de copas al año.  Su cristalería es muy bonita con esbeltas formas.  Son piezas únicas, con un brillo y una resistencia increíble y con una relación calidad precio muy buena.

Cuentan con una amplia gama de copas para vinos, espumosos, licores, etc..

Copa_Zalto_imagen_14.jpg

 

Zalto

La firma Zalto fabrica sus copas en la Baja Austria, lleva más de seis generaciones produciendo copas de vinos sopladas de manera artesanal. Su precio, como podíamos esperar dado el tipo de elaboración, es elevado.

A simple vista parecen muy delicadas, pero gracias a la tecnología y diseño utilizados son muy resistentes.  Cada copa tiene un diseño específico para cada tipo de vino, lo que permite resaltar las mejores cualidades de cada vino.

 

 

Chef & Sommelier

Cuenta con copas de alta gama, resistentes e innovadores

Copa_Chef__Somelier_imagen_15.jpg

Bohemia

En este caso no hablamos de una marca, sino de un cristal con "denominación de origen". El cristal de Bohemia tiene que proceder de las regiones de Bohemia y Silesia (República Checa y Polonia) Recordemos qu eestas regiones eran parte del imperio Austro-hungaro, y que fue el poderío de el Imperio el que explica la extensión y uso del cristal de Bohemia.  

Como comentábamos al principio la oferta es amplísima, hay muchas marcas con gran variedad de modelos y precios bajo el paragüas de Bohemia. El cristal es magnífico, pero en ocasiones, para nuestro gusto, puede haber diseños excesivamnete recargdos o con dibujos que contrastan con la simplicidad de algunas de las mejores copas de vino.  

Copa_Bohemia_imagen_16.jpg

 

3– Breve Historia de las Copas de vino

A lo largo de la larga historia del vino las copas han evolucionado mucho y han cambiado según el tiempo.  Antiguamente se tomaba el vino en diversos materiales, los cavernarios utilizaban cráneos, cáscaras marinas o conchas.  Unos siglos después dependiendo del poder adquisitivo se tomaba en estaño o cobre si  era gente humilde y en oro o plata si tenían un poder adquisitivo alto.

En realidad el origen de la copa es anónimo no sabemos cuándo se originó pero se cree que los fenicios fueron los primeros en elaborar las primeras.  Hacia el 3000 A.C. ya producían vino  usaban una única copa para toda la familia la colocaban en el centro de la mesa  para el uso de todos.  Eran fabricadas bajo pedido, de materiales pesados y caros y sólo las podían adquirir las familias ricas.

En el Antiguo Egipto las familias ricas ofrecían vinos en copas de distintos materiales y formas, de cerámica, latón, bronce, vidrio, plata… la gente pobre las usaba de barro.

Durante la Edad de Bronce se fabricaron copas de arcilla cocida. Los romanos utilizaban  cerámica y metal que adornaban con grabados, arabescos en la que detallaban acontecimientos de su vida.

Los primeros que empezaron a utilizar cristal fueron los venecianos.  La situación cambió con la aparición de la técnica del vidrio soplado, que permitía tener copas grabadas.

Durante el Siglo XVII se cambia el vidrio por el cristal.  Son los ingleses durante el Siglo XVIII quienes comenzaron a “popularizar” el cristal.

A principios del Siglo XIX y XX se pone de moda los cristales de colores en los que se hacían tallas y grabados.  Sin embargo los entendidos en el “arte de beber” las cambian por las transparentes que permiten apreciar el vino. 

Hoy en día tenemos infinidad de copas con distintos grosores de cristal, tamaño, colores, formas, la variedad es enorme.

 Copas_de_vino_imagen_1.jpg

4.- Partes de una copa de vino

Conocer bien las partes de una copa de vino nos va ayudar a elegir la adecuada.  El tipo de copa va a influir directamente en la degustación del vino, cambiando mucho el resultado dependiendo de la copa que utilicemos.

Hay varios factores a tener en cuenta como son la capacidad, la transparencia y calidad del cristal, la altura del tallo, la estrechez de la boca, el diseño del cáliz.  Vamos  a detallar antes de nada las partes.

Las partes principales en una copa de vino son: la boca,  el cáliz, fuste o talle y base.

Partes_de_la_copa_imagen_2.jpg

1.- La boca: es la parte de arriba de la copa. Es muy importante su diámetro ya que dependiendo de si es mayor o menor provocará mayor o menor concentración de aromas, por otro lado según sea más cerrada o abierta dirigirá el vino hacia una parte de nuestra lengua y esto potenciará más o menos la sensación ácida, amarga, dulce o  salada.  Recordad que en la lengua hay cuatro áreas que perciben gustos diferentes (dulce en la punta, ácido en las zonas laterales, astringente en la parte posterior, salado en los extremos)

2.- El cáliz, balón, cuerpo o chimenea: en esta parte es donde más variaciones vamos a encontrar tanto de formas como de tamaño y altura.  Todas tienen la misma función que es contener el vino.   El tamaño que sea mayor o mejor va a asegurar una mayor  o menor aireación, y esto tiene relación directo con los aromas, la acidez  el alcohol  va a potenciar las virtudes del vino pero también puede potenciar sus defectos.

3.- El Tallo, pierna o fuste:   es la parte por donde se coge la copa, tiene que estar compensado con el tamaño del balón, no debe ser muy grueso para facilitar el sujetar la copa y poder hacerla girar con facilidad.  También es importante que sea largo  para que a la hora de sostener la copa el calor de la mano no se transfiera al vino alterando su temperatura.  Por otro lado al sujetar la copa por el tallo evitamos que las huellas dactilares manchen el cáliz,  lo que disminuiría el estímulo visual del vino.

4.- La base, el pie o peana:   es el punto de apoyo de la copa, es importante que guarde relación con el resto de la copa para garantizar la estabilidad.  La forma de la base puede variar ligeramente aunque lo importante es mantener el recipiente en posición vertical.

Hay copas de vino con bases más gruesas que otras, esto añade una sensación de peso a la hora de sostener una copa en la mano, las hay más ligueras todo depende del gusto de la persona y de la sensación que quiera tener a la hora de sostener una copa en la mano.  En cualquier caso es un tema de gustos algo personal, ya que la base solo es una pieza de apoyo y tiene poco que ver con la experiencia que va a producir a la hora de beber el vino.

 

5.- Tipos de copas de vino

Copas para vino tinto

Las copas de vino tinto tienen que ser de grandes medidas.  Su función es evitar el contacto directo con el aire favoreciendo la oxigenación del aire.  Las copas se diferencian por el tipo de vino que contiene que viene indicada por el tipo de uva del vino. Tenemos varios tipos:

1.-Copa Borgoña

Es una copa grande, con el cáliz voluminoso  algo barrigudo y cuello ancho.  Su forma de balón facilita el movimiento del vino dentro y beneficia la emulsión del aroma.  Su fabricación es muy particular, una única pieza de cristal de plomo en forma acampanada que permite que el vino respire.  Su tallo es proporcionalmente largo.  Como su propio nombre indica se usa para vinos de la zona de Borgoña.

Se usa para vinos que han pasado una temporada lagar en barrica y luego en botella, vinos que necesitan oxígeno para despertarse.  Como vinos de Rioja y Ribera con mucha madera o de Priorato, Toro, Bierzo con mucha barrica, en general cualquier vino untuoso que no sea joven y soporte bien la oxidación.

Copa_vino_Borgoa_imagen_3.jpg

2.-Copa Burdeos

Es una copa con el cáliz más alargado, es una copa alta pero no cerrada en boca.  Es la copa más utilizada para vinos tintos.  El cuello largo permite que se concentren  estos aromas y también que la copa se pueda agitar para despertarlos más sin saturarnos el paladar.

Estas copas son adecuadas para garnacha, tinta fina y otras variedades del país, en especial para vinos jóvenes y con crianza.

Copa_vino_Burdeos_imagen_4.jpg


3.-Copa Cabernet Sauvignon

Es una copa similar a la burdeos pero de tamaño algo menor, una copa de fácil movilidad que permite disfrutar del aroma y sabor del vino.  Se usa para vinos más temperados, que son ligeros en estructura pero con sabor.  Esta copa es ideal para vinos del Penedés, de Ribera Sacra y Rías Baixas, etc.  es para vinos que necesitan menos temperatura y menor volumen de cáliz.

Copa_Cabernet_Sauvignon_imagen_5.jpg

 


Copas para vino Blanco

La copa de vino blanco es una copa más pequeña y estrecha que la del vino tinto.  Debe resaltar el sabor más dulce del vino y conservar en todo momento la temperatura adecuada del vino.


Os recomendamos por su relación calidad / precio y su bonito diseño este elegante set de copas de vino blanco



1.- Copa tipo tulilpán

 Esta copa resalta el aroma de la fruta, su forma permite la fácil movilidad pos u tamaño pequeño y estrecho en comparación con los demás.  El tallo es más largo para evitar sostener la copa con la mano.

Copa_Tulipan_imagen_6.jpg

2.- Copa Chardonay

 Esta copa resalta el aroma de la fruta, su forma permite la fácil movilidad pos u tamaño pequeño y estrecho en comparación con los demás.  Una copa con tallo algo más bajo, cáliz algo chato y cuello amplio.  Esta copa se utiliza para vinos bastante afrutados y ligeros.  Se usa en general para vinos blancos afrutados.  Como por ejemplo los vinos de Rueda.

 Copa_Chardonay_imagen_7.jpg

Copas para vino Espumoso

Esta copa debe saber guardar de forma natural la burbuja, evitando que la temperatura ascienda.

1.- Flauta

Es la típica copa para beber cava o champagne, su cáliz es una lagar chimenea que permite que el gas pueda tener salida pero sin perder “la bravura “ de inmediato, su diseño permite mantener las burbujas en ella.

Copa_forma_flauta_imagen_8.jpg

 

2.-Vintage

Su estética es sublime, pero no se recomida usarlas para catas ya que su balón es demasiado amplio lo que potencia que las peculiaridades del vino pasen desapercibidas.

3.- Pompadour

Se trata de una copa baja si la comparamos con la gran abertura para boca que tiene.  Esta copa va a permitir que la burbuja desaparezca rápidamente, por lo que los expertos es la que menos recomiendan para beber cava o champagne

Copas de vinos para aperitivos y postres


copas_de_vinos_para_aperitivos_y_postres_imagen_9.jpg

1.- Sauternes

Es una copa intermedia hacia las copas más pequeñas.  Podríamos describirla como una copa de blanco en versión más pequeña sin el cáliz barrigudo, ni el cuello estrecho sino algo más “proporcionada”  Se usa para Sauternes en Francia pero también sirve para cualquier tipo de vino dulce como por ejemplo el moscatel, blanco de Pedro Ximénez, etc...

2- Jerez

Los vinos de Jerez así como los de Montilla-Moriles, se consumen en una copa tan especial como ello.  Se trata de una copa pequeña de cáliz alargado pero corto y tallo corto y grueso.  El grosor del cristal puede algo mayor para mejorar la conservación dela temperatura, se pueden tomar desde frescos a templados.

3.- Oporto

Otro gran vino que tiene su propia copa, el tamaño es parecido al del Jerez pero su cáliz es más ancho y con el cuello que se va cerrando para concentrar el aroma.   Se puede utilizar además para otros tipos de vinos con potente aroma y dulzor como el Pedro Ximénez…

4.- Madeira

Este vino denso y potente, aunque no tan dulce como pueden ser los oportos.  Este vino podría tomarse en una copa de oporto, pero en realidad tiene su propia copa, es similar a la de oporto pero sufre un “estrangulamiento” en el centro y luego se va abriendo en el cuello, lo que permite ofrecer mejor el aroma.  Sirve para Tokaj, Moscatel, Oportos etc..

 

Otros tipos de copas


1.- Copa Catavinos

Aunque se puede confundir con una copita de manzanilla, este tipo de copa sirva para usos más técnicos y profesionales.  Cómo normal general es importante que la copa sea de cristal incoloro fino, con el cuerpo lo suficientemente ancho para poder mover el vino y la boca más estrecha para que los aromas se concentren en el interior.

Copa_catavino_imagen_10.jpg

2.- Caña

Son unos vasos de base estrecha de 10 cm de alto con un fondo muy grupos, se usan para los vinos cordobeses.

3.- Chiquito

Es un vaso de vidrio achatado y de base ancha que se usa para el Txacolí

Vaso_txakoli_imagen_11.jpg

4.- Cunca

Es un pequeño tazón de porcelana blanca, de uso tradicional en Galicia para beber vinos de barril en tabernas

 

6.- Curiosidades de las copas y cuestiones prácticas

¿Cristal o vidrio?

Sin lugar a duda cristal, este conserva los aromas del vino por más tiempo, también la temperatura, pues su composición conduce peor el calor.  Al ser más rugoso que el vidrio permite que el vino se agarre mejor a las paredes cuando los movemos para airearlo liberando así más lo olores.

Aunque se puede confundir el vidrio con el cristal.  El vidrio está compuesto de arena de sílice, caliza y carbonato de sodio, se obtiene de la fusión de estos elementos a elevadas temperaturas.  El cristal sólo se puede encontrar en la naturaleza en forma de roca, por tanto para que se considere cristal una copa tiene que tener un 5% de plomo en su elaboración.

El corte de estas copas, las de cristal son más fino, los bordes menos gruesos lo que produce una sensación de ligereza y elegancia en boca.  Son más brillantes y transparentes, el sonido al golpearlas es más suave, el tacto más agradable.

Color y grosor  de la copa

La copa de vino ha de ser  de color liso, transparente  e incoloro, mejor que esté desprovista de labrados, colores, etc.  Aunque estas sean muy bonitas. Mientras más limpio y transparente sea el cristal más fácil será apreciar, el color, la uniformidad del vino y su intensidad.  Su lisura nos va a permitir observar el vino a través del cristal, comprobar si tiene o no impurezas, la necesidad de filtrado, el estado del corcho, los matices del color que ayudarán a describir y ver el nivel de oxidación.  También nos va a permitir ver las lágrimas a la hora de agitarlo, estas serán mayores cuando mayor sea el grado alcohólico que tenga.

El grosor del cristal también es importante.  Si el cristal es fino hará que nuestros sentidos se concentren más en el vino que en la copa.

 

Llenado de la copa

Tener en cuenta como norma general que el vino se aprecia por el olfato, la copa debe llenarse como máximo hasta la mitad de la copa, pero es mejor si solo se llena en una cuarta parte.  De esta manera el vino puede liberar de manera gradual su aroma cuando se imprime a la copa un movimiento rotatorio que oxigena el líquido y nos permite apreciar los aromas y perfumes más delicados.

Recomendaciones para el lavado de las copas

Mantener las copas limpias es tan importante como la elección de las mismas. ¿Cómo lavar una copa de vino?

La poder apreciar del vino en todo su esplendor la cristalería deber estar perfectamente lavada y secada para ello  debemos evitar el exceso de detergente, los paños nuevos que sueltan hilos y pelusas, el polvo, el olor en el armario o dónde tengamos guardadas las copas, ya que todo esto influirá de manera negativa en el vino a beber.

 

Esperamos que este post os ayude a elegir la copa que necesitáis para degustar vuestro vino.  Recordad escoger un vino, uno que os guste,  descórchalo con calma, elegid una copa y servíos un poco.  Una vez tengáis las copa preparada, solo nos queda brindar  y disfrutar.  ¡Salud!

×

Su plan de viaje está vacío.